Escápate el fin de semana a Palenque

Más que una zona arqueológica

Getty Images

El aeropuerto de Palenque comenzó a funcionar el mes pasado y con ello los chilangos estamos a menos de dos horas de distancia de una de las zonas arqueológicas más importantes de la cultura maya.

Si antes te la habías pensado para viajar a este punto en la selva chiapaneca, es indudable que ahora es una oportunidad de oro que no te puedes perder. Porque Palenque es más que un punto arqueológico en el sureste mexicano.

Cómo llegar

Interjet y Aeroméxico son las dos aerolíneas que vuelan directo a Palenque. El precio de un viaje redondo es a partir de los $6000. Debemos destacar que estos vuelos, tanto de ida como de vuelta, sólo salen los jueves y domingos.

Dónde hospedarse

Si usas una de esas páginas para armar paquetes, te saldrá más barato incluir todos los servicios. Cotiza, aunque nosotros sugerimos lo siguiente:

Hotel Misión Palenque. $950 por noche. Tendrás acceso a temazcal, spa, alberca y restaurante. Se cobran por separado. Está a unos cuantos metros de la zona de acceso a Palenque.

Hotel La Aldea del Halach Huinic. $1125 por noche. Tiene temazcal tipo maya, alberca, internet y restaurante. Está sobre la carretera que lleva a la zona arqueológica.

Qué hacer

*Recorrer Palenque mientras sientes la humedad y el calor de estar en medio de la Selva Lacandona. Es inevitable viajar a tiempos inmemorables gracias al esplendor de sus ruinas, habitadas en algún momento de la historia por la cultura maya.

*Disfruta del juego de pelota que alguna vez floreció en el templo de la Cruz Foliada, del Sol y del Conde, y del Gran palacio, los cuales forman parte de sus más de 200 edificaciones, patrimonio mundial desde 1987. 

*Las visitas son (lun-dom, 8-17 hrs), y también hay excursiones por la selva para hacer fotografía del paisaje (17-19 hrs). 

*Aparta un rato para visitar las Cascadas de Agua Azul, a 64 kilómetros de Palenque, en el municipio de Tumbalá. La impresionante belleza de su color se debe a las sales que se combinan de los afluentes de los ríos Otulún, Shumuljá y Tulijá, de los cuales se alimentan.