Momentos de Dragon Ball que nos hicieron llorar

¡Abuelito!

Dragon Ball Goku de niño

Dragon Ball es una de tantas caricaturas que marcó a una generación. Las peleas eran el sustento de la historia, pero así como nunca faltó la diversión, también hubo un par de momentos que nos pusieron los ojos acuosos, pero no todos fueron de tristeza.

Vegeta muere a manos de Freezer: El Príncipe de los saiyajin pierde la vida ante uno de sus más grandes enemigos, y con sus últimas palabras le pide llorando a Kakaroto que acabe con Freezer. Entonces Goku lo entierra con sus propias manos y en ese momento se enorgullece de ser parte de esta raza.

[QUIZ: ¿Qué tanto sabes de Dragon Ball? ]

La despedida de Goku: El protagonista decide quedarse con Kaiosama tras la pelea con Freezer para ya no atraer a los tipos malos, se despide de sus amigos y de su hijo, y ellos recuerdan algunos de sus mejores momentos y su felicidad eterna. 

Goku conoce a Goten: Ok, quizás no es emotivo al punto de hacernos llorar, pero cuando Goku conoce a su segundo hijo y está lleno de felicidad, no puede tomarse tampoco a la ligera. 

Piccolo se despide de Gohan: Dragon Ball GT también tuvo sus momentos emotivos. Cuando Goku murió, Piccolo se encargó de su hijo, lo entrenó, lo vio crecer y estuvo a su lado, fue como un segundo padre para él; así que cuando decidió compartir el destino de la Tierra no fue fácil para Gohan escuchar sus palabras a miles de kilómetros y oír por última vez su “Cuídate hijo”.  

[También checa: 20 cosas que extrañamos de Dragon Ball]

Octavio defiende a Goku hasta el final: El androide número 8 conoció a Goku desde que era un niño y lo llamaba “Ochito”, de hecho lo liberó y le dijo que estaba bien ser bueno. Se podría decir que este robot le agradeció nuevamente muchos años después protegiéndolo cuando estaba inconsciente, aunque esto le costo la “vida”.

Cuando se terminó el anime (por primera vez): Sí, cuando lo piensas puede sonar bastante bobo, pero no fue fácil despedir a ese amigo saiyajin que nos acompañó por tanto tiempo. Ya después llegaron nuevas películas y episodios, pero muchos nos quedamos con este final.

¡Abuelito!: ¿Pensaste que iba a quedar fuera esta escena épico? Goku y la pandilla están buscando las esferas del dragón y buscan a Uranai Baba para que les ayude a encontrar una de ellas. Tras pelear con su último guerrero, Goku descubre que su oponente era su abuelito Gohan. Es uno de los momentos más bonitos que hemos visto los testigos de Goku.

[También lee: Japón reconoció el Día de Gokú]

¿Hubo otro momento que te sacara las lágrimas de cocodrilo?