Los programas más longevos de la TV mexicana

Obvio, está Chabelo

Cuartoscuro

El 20 de noviembre se conmemora el Día de la Televisión, por lo que decidimos recordar algunos de los programas que más tiempo han permanecido en la pantalla chica mexicana. 

Algunos de ellos son todo un clásico de la televisión mundial, como “Siempre en Domingo”, y otros, como “En Familia con Chabelo” ya forman parte de la cultura nacional, inclusive con palabras de uso cotidiano como “catafixia”. 

A ver si se acuerdan. 

En Familia con Chabelo

No es casualidad que haya tantas bromas inspiradas en la edad de Javier López, mejor conocido como “Chabelo”, ya que es el personaje que más tiempo ha aparecido en la pantalla de la televisión mexicana, y es el único que permanece hasta la fecha. 

La primera emisión del ya tradicional programa matutino de los domingos, “En Familia con Chabelo”, salió al aire el 6 de diciembre de 1968, lo que lo convierte en uno de los shows de concursos más antiguos del mundo, por detrás de otros como “The Price is Right” (en México se llamó “Atínale al Precio”), el cual se transmite desde 1973, pero tuvo una primera etapa de 1956 a 1962. 

En sus mejores tiempos, este programa hizo que se pusieran de moda juguetes que iban desde yoyos o trompos hasta autos de control remoto, pasando por muñecas y juegos de construcción; inclusive, las marcas se peleaban por algún espacio disponible en las tres horas de transmisión. También hicieron populares licuados, chocolates, bicicletas y hasta mueblerías. 

En algunas épocas se transmitió en vivo, pero desde hace varios años se ensaya en viernes, se graba en sábado y se emite en domingo; en los 80 era tan difícil conseguir un boleto para asistir como público, que se creó un sistema en el que había que mandar una carta solicitando las entradas, las cuales se enviaban a vuelta de correo. 

El Club del Hogar

Fue uno de los primeros programas de la televisión mexicana, el cual se empezó a transmitir en marzo de 1951 y permaneció en las pantallas hasta 1985. 

Durante toda su historia, “El Club del Hogar” fue un programa austero, en donde se podían ver cómo se hacía la televisión en sus orígenes, como letreros movidos a mano al inicio de cada emisión, una escenografía básica y hasta siguió realizándose en blanco y negro varios años cuando ya estaba disponible la TV a color. Nunca tuvo guión y se transmitía en vivo. 

Gran parte de su éxito se debió a sus conductores: un locutor y compositor de la época llamado Daniel Pérez Alcaraz y su patiño, un cómico llamado Francisco Fuentes, que daba vida al personaje Madaleno, un “indito” que vestía una jerga a manera de jorongo, despeinado, inculto e irreverente, por lo que hoy sería digno de un llamado de atención de Conapred, ya que podría considerarse racista o que crea un estereotipo de los indígenas mexicanos (pero en los 50 todavía no éramos tan exagerados). 

Se transmitía por canal 4 y anunciaban diversos productos en vivo, como el queso Nochebuena o los colchones Barrera, pero muchas veces eran verdaderos anticomerciales donde Madaleno decía, por ejemplo, que ese queso era tan malo “que ni el ratón Miguelito se lo quería comer”.

Había cantantes invitados en vivo, magos, un payaso llamado “Caralimpia” y decenas de chistes; inclusive, Madaleno hizo famosa una canción llamada “el Gori Gori” (los mayores de 40 seguro se acuerdan de ella). 

Tras la muerte de Pérez Alcaraz, a inicios de los 80, el conductor del programa fue un joven y bromista locutor llamado Paco Stanley, quien estuvo al frente de la emisión, que ahora se transmitía en canal 2, hasta que desapareció en junio de 1985, tras la muerte de Madaleno. 

Siempre en Domingo

Uno de los primeros programas semanales de “variedades” de la televisión fue “Siempre en Domingo”, título que proviene de parafrasear el título de la película griega “Nunca en Domingo”, que ganó el Oscar en 1961 y que se hiciera popular también por su soundtrack. 

El autor material de este concepto fue Raúl Velasco, un periodista de espectáculos que incursionó en la televisión en los años 60 en Canal 8, la primera competencia que tuvo Televisa en su historia y acabó dominando al piratearse a sus estrellas, entre ellos, Chespirito (por eso su personaje se llamaba “El Chavo del 8”. 

En sus inicios, Raúl Velasco invitaba a cantar a artistas poco comunes para la época, como un cantante de ranchero que aparecía con atuendos de vestir modernos llamado Vicente Fernández, además de que hacía transmisiones originales, como a lado de una guapa actriz en traje de baño desde el Ángel de la Independencia. 

Con el tiempo, el programa evolucionó a un desfile de cantantes que interpretaban de una a tres canciones y, si lo ameritaban, el mismo Velasco se acercaba a charlas un par de minutos con ellos. 

Se convirtió en la plataforma que catapultaba a las estrellas de la época en México y el mundo, como Julio Iglesias, José Luis Perales, José Luis Rodríguez “El Puma”, Luis Miguel y Juan Gabriel; en tiempos más “recientes”, sirvió para lanzar a artistas juveniles como Flans, Pandora y Alejandra Guzmán. 

Ya en los 80, se transmitía en vivo durante varias horas de la tarde-noche de los domingos, y la señal podía verse en casi todos los países de América Latina, además de Estados Unidos y España, por lo que se convirtió en uno de los primeros programas globales de la historia de la televisión y el primero en español. Fue tan popular que hasta tuvo su película a mediados de esa década. 

La influencia del programa era tal, que se decía que Raúl Velasco era capaz de hacer famoso a cualquier artista o de enterrarlo en el olvido, pero lo cierto es que durante esos años la música en español tuvo gran relevancia en el mundo. También hizo famosos a artistas de otras lenguas, como el pianista Richard Clayderman, el trompetista Herb Alpert y al director de orquesta Ray Conniff; bueno, hasta impulsó al género de la trova cuando no tenían espacio en los medios, por lo que presentaba a artistas como Eugenia León, Hernaldo Zúñiga y Guadalupe Pineda. 

En ese espacio también se gestaron otros formatos que hoy son clásicos, como el Festival OTI o el concurso Valores Juveniles. También se formaron algunos conductores que hoy son famosos, como una jovencita llamada Paty Chapoy

El programa llegó a su fin en abril de 1998 cuando, por cuestiones de salud, Velasco tuvo que abandonarlo. 

Y en los deportes…

En 1974, el Canal 13 era la televisora del Gobierno, ya que un par de años antes había decidido nacionalizarlo, así que estaba en busca de programas que pudieran competir con la TV privada, que en ese entonces sólo era Televisa (el Canal 8 ya casi se había fusionado con ellos). 

Por esos días, trabajaba ahí uno de los iniciadores de la televisión mexicana llamado Luis de Llano Palmer (sí, el papá de Luis de Llano Macedo, al que Molotov bautizó como “El Carnal de las Estrellas”), quien junto con un joven periodista deportivo de nombre José Ramón Fernández, se fusiló el concepto de los programas deportivos de Estados Unidos (hasta el logotipo era igualito). 

Así, cada semana, José Ramón Fernández y otros comentaristas trataban de analizar los deportes de México y el mundo enfrentándose, entre otras cosas, a la carencia de imágenes (básicamente porque no tenían los derechos), por lo que empezaron a analizar algunas disciplinas poco vistas hasta entonces, como la gimnasia, la cual empezaba a popularizarse en el mundo gracias a Nadia Comaneci, la gimnasta rumana que pasó a la historia al convertirse en la primera atleta en sacar un 10 de calificación en unos Juegos Olímpicos. 

Por ahí pasaron decenas de comentaristas, como Raúl Orvañanos, Carlos Albert, Francisco Javier González, Alfredo Domínguez Muro, Fernando Marcos, David Faitelson, André Marín, Luis García y Antonio Rosique, hasta que, en 2006, una especie de golpe de estado expulsó de la ahora televisora privada (TV Azteca) a José Ramón Fernández. 

El programa continúa a la fecha, aunque en un canal diferente y con otro concepto, donde la duración, el análisis y la crítica son diferentes. 

Como la competencia fue grande, en 1978, Televisa produjo un programa en el que únicamente transmitía escenas de los deportes, especialmente el futbol nacional, el cual llevó por nombre “Acción”. 

Se transmitía por Canal 5 a la misma hora que “DeporTV” y su diferenciador era que contaba con las escenas de todos los deportes, desde el futbol de México o España, hasta la el beisbol, el tenis, el futbol americano y algo de automovilismo (la Fórmula 1, que en ese entonces todavía no era muy atractiva para la televisión, se transmitía por DeporTV). 

Para opinar sobre el futbol nacional, especialmente cuando los árbitros perjudicaban al América (sí, también pasa), crearon secciones como “Lo Negro del Arbitraje”, la cual incrustaban en medio de otra sección llamada “Gol, Error y Figura” y que a la fecha siguen transmitiéndose semanalmente. 

En comparación con “DeporTV”, “Acción” mantiene gran parte de su formato original y parece que todavía durará por un tiempo más a pesar de los cambios que se avecinan en la televisora que lo vio nacer. 

¿Qué otro programa longevo recuerdas en la televisión mexicana?

También checa:

Luis Miguel suspende oooootra vez su show en el Auditorio
Los memes de Luis Miguel por su sobrepeso
20 tragedias que los godínez enfrentamos con dolor
Unión de taxistas amenaza con ‘cazar’ a Uber
-VIDEO: El #MirreyJarocho que le gritó a un policía, nuevo famoso de la red
Los 30 pleitos más odiosos al vivir en pareja
– 5 posiciones para tener sexo en el coche