Cómo blofear en el Super Bowl XLVIII sin morir en el intento

La nota que todo villamelón debe leer

Getty Images

Para los que amamos los deportes no hay nada como las grandes disputas de campeonatos. Sin embargo, cuando una de éstos se presenta, sea del balompié mexicano, la Copa del Mundo, la Eurocopa, la pelea de box del año, una final en el tenis o en este caso el Super Bowl XLVIII, hay algo que nos desagrada mucho.

¿Saben qué es? Que hasta de debajo de las piedras salen aficionados de ocasión que nada saben de este deporte pero que retacan sus redes sociales, bares, cantinas, restaurantes y las casas de nuestros mejores amigos de comentarios sin sentido, nomás por convivir, que demuestran a leguas que NO vieron un sólo partido, pelea, cotejo, carrera en todo el año.

Pero como en Chilango somos sus amigos y sabemos que muchos de ustedes quieren estar con sus cuates y convivir sin que se note que son villamelones, les dejamos algunos apuntes que, si se los aprenden de memoria, les ayudará a pasar como un buen aficionado al futbol americano. Aquí, el manual del bluffer del Super Bowl.

– Primero que nada, aprende los nombres de los equipos que llegaron al Super Bowl. No cometas el grandísimo error de decir que le vas a los Broncos de “Indianápolis” en el partido. Sí, Broncos y Potros suenan similar pero no son lo mismo.

– Cuando Marshawn Lynch lleve el balón en alguna jugada, mencionarlo por su nombre en el emparrillado, “La Bestia”, te dará muchos puntos en la reunión. Si eres más sofisticado puedes llamarle “The Beast”.

– Querer parecer el “hombre estadística” y obtener un estatus superior a la media villamelona NFL que se reunirá el domingo 2 de febrero puede ser peligroso, pero no está de más. Si eres aventurero y temerario puedes mencionar las marcas de Peyton Manning: 55 TD’s y 5477 yardas totales por aire. Incluso, puedes decir que el QB de los Broncos será un Salón de la Fama inmediato en su primer año de elegibilidad.

– Lamentablemente, el galán favorito de las aficionadas (Tom Brady) no llegó al Super Bowl, por lo que ahora su lugar será tomado por Eric Decker (cuerpo firme, cara bonita y sale con una modelo/cantante). Las chicas deberán mencionarlo y googlearlo ante sus otras amigas antes del juego para tener su aprobación y mantengan el interés durante todo el gran juego.

– Para que ninguna señorita pase desapercibida ante la jauría de “machos” que se concentra el día del juego, puede ponerse el jersey de su equipo favorito (aunque no sea de ninguno de los dos que juegan el Super Bowl) y gritar cada vez que los caballeros lo hagan. (Al menos el 50 por ciento de los hombres invitados también ignoran qué pasó en la jugada).

– Si un villamelón al deporte de las tacleadas quiere pasar a ser el antagonista del favorito, tendrá que aplaudirle cada jugada defensiva a Richard Sherman, quien es el más antipático del momento en la NFL. Hasta unas “rastas” postizas (estilo Bob Marley) que emulan el peinado del jugador ayudarán a aumentar el sentimiento negativo y no pasar desapercibido durante el SB XLVIII.

– Sabemos los gustos culposos de muchos aficionados; Bruno Mars será el espectáculo del medio tiempo, pero también estarán los Red Hot Chili Peppers. Recuerda que en su mayoría los fans son rudos, evita hacer el ridículo y si quieres cantar las rolas del señor Mars, mejor hazlo en septiembre cuando dé su concierto en México.

– Por nada del mundo, pero por nada, repitas ni estés de acuerdo con los “inteligentes comentarios” de los cronistas “expertos” de la TV, mucho menos si se apellidan Garay, Sáinz, o tienen apodos como “Furby”. Es más, te recomendamos ver el partido en el idioma original.

– Las bebidas son importantes en el partido; evita tomar coctelería, la cerveza hace al hombre fanático de la NFL como los cascos a los jugadores.

– Nunca, nunca, nunca, seas hombre o mujer, preguntes por qué los jugadores usan “mallones” durante el partido.

– Si surge una jugada “ruda” o “sucia” durante el encuentro, no te lleves las manos a la boca y grites por el dolor ajeno. Los fans acérrimos al deporte de las tacleadas aman esos momentos, no los eches a perder.

– Si de plano no sabes ni qué es un Primera y Diez, evítate la pena de hacer enemistades. No es malo preguntar de vez en cuando sobre un jugada o un detalle. Pero no abuses, o terminarás sin ser requerido en un evento posterior de similar magnitud.

– Si eres aficionado a los Cowboys o Steelers, recuerda que ambos ni pasaron a Playoffs esta temporada. Sí, son dos equipos con historia y de los más ganadores, pero a nadie le importa si vives de las glorias pasadas o eres un mal perdedor por tener a Antonio Ramiro Romo como QB de tu equipo.

– No saques a relucir tu “cobre pambolero” ante la afición de las tacleadas. Podrías ser sacrificado y marginado durante toda la convivencia e incluso hasta corrido de la reunión. Entiende que América, Pumas, Cruz Azul y Chivas no juegan en la NFL.

– La afición NFL es de buen diente; las alitas, hot dogs, cortes de carne, frituras y grandes cantidades de concentrado de cebada son parte de la “nutrición” de un seguidor fiel. Evita llevar comida saludable y platillos muy “nice” si eres invitado por algún amigo.

Si sigues estos puntos, te aseguramos que nadie dirá que eres un villamelón (aunque en el fondo lo seas). Y por lo que más quieran no intenten lo siguiente.