6 series que nos hacen sentir mejor

Chécalas y dinos qué opinas

Ser una madre así... o tener una madre así

A todo mundo le pasa. De pronto sentimos que no somos suficientes, que no estamos haciendo nada de nuestras vidas, que a nuestra edad otros ya habían inventado la bomba de neutrones; pero siempre se puede estar peor.

Así que la próxima vez que sientas que te viene la crisis de los 20, 30, 40 (escribe aquí el número que te corresponda), acuérdate de estos ejemplos de la televisión que nos recuerdan que, al final del día, no estamos tan pa’l perro. 

1. Girls

Recién salidas de la carrera, buscando qué hacer de sus vidas, para qué son buenas y cómo mantener una relación sana de pareja, Hannah, Marnie, Jessa y Shoshanna fracasan constantemente en ser adultas. Una quiere ser la voz de su generación, pero todo lo que escribe flota en el limbo de la indiferencia, la otra no sabe si quiere ser cantante o mesera, una más se aferra a su virginidad mientras prueba el ácido por primera vez en su vida y la última se casó, divorció y acabó en rehab todo en la misma semana… o casi. Estas cuatro protagonistas nos recuerdan cada temporada que para madurar nadie recibimos el instructivo. 

2. Seinfeld

Jerry, George, Elaine y Kramer son la evidencia perfecta de que no importa qué edad tengamos o qué tan exitosos seamos en nuestras profesiones, siempre seremos esos inútiles que se pierden en un estacionamiento o se pelean con el vendedor de sopas. Capítulo a capítulo estos cuatros nos demuestran que sólo se necesita tantito egocentrismo mal encaminado para caer en las situaciones más ridículas y que tratar de encontrar el amor en la vida adulta puede ser tan complicado como escribir una tesis. Véanle el lado positivo a las enseñanzas de Seinfeld, si tu vida no da más que para tropezones, haz con ella un show de stand up comedy.

3. Orange Is The New Black

¿Crees que por ser un niño/niña de familia bien no podrías acabar en la cárcel? Nada más falso que eso. La protagonista de esta historia viene de una familia adinerada, es exitosa, está comprometida en matrimonio, es güera y está delgada. ¿Qué le podría salir mal en la vida? La respuesta es todo. Piper Chapman llegó a Netflix para recordarnos que aunque el pasado quedó en el ayer, sus consecuencias nos siguen hasta el hoy. Así que la próxima vez que te sientas culpable o arrepentido por algo que hiciste, acuérdate que al menos no estás encerrado teniendo que usar un escusado sin puertas junto a tu compañero de celda que probablemente es un ladrón de bancos. 

4. Arrested Development

Para familias disfuncionales no hay como los Bluth. Un patriarca en prisión, una matriarca alcohólica, un tío con un gancho por mano, una tía con la edad mental de una adolescente, otro tío que se cree mago y un sobrino enamorado de su prima. Si te pones a verlos, te aseguramos que vas a perdonar el discurso de tu tío Juan en los quince años de tu prima Carmen, y hasta vas a dejar ir que tu mamá, a tus 35 años, todavía te recuerda que te tienes que poner un suéter antes de salir de la casa. Respira hondo, agradece por tu familia y acuérdate que entre los Bluth… hay un miembro que se baña con hot pants de mezclilla porque le da terror encontrarse desnudo. 

5. Mom

Otra más que te hará perdonarle todo a tu familia. La protagonista de Mom no sólo es ex adicta y trabaja como mesera en un restaurante donde el chef la trata como cucaracha, pero además tiene una madre junkie, delincuente y ensimismada, una hija adolescente embarazada, un ex esposo que le exprime cada centavo y un jefe con el que se acostaba, pero ya no, pero el sigue queriendo. Encima de todo no es capaz de mantener una sola relación amorosa y su hijo de diez años toma mejores decisiones en la vida que ella. Si en algún momento sientes que la vida te está dando muy pocos limones como para hacer limonada, acuérdate que Christy hace frappe con gotas de lluvia. 

http://www.youtube.com/watch?v=LTg_JMO6M_w

6. Dead Like Me

La próxima vez que sientas que todo es una ruina y te den ganas de gritar “¡Me quiero morir!” acuérdate que a George Lass le cayó un escusado como meteorito desde una estación espacial haciéndola pedazos y proyectándola con un boleto de ida y sin regreso a la otra vida. Y no sólo eso, una vez muerta acabó atorada en la labor de la parca recolectando las almas de los moribundos.

Apostamos a que esa chamba godínez de oficina no suena tan mal ahora, ¿verdad? ¿Qué otras series de TV te ayudan a sentir mejor?

También checa:

– Para morir con onda
– Piropos zombis de amor
– 9 suicidios de artistas