Un mixólogo chilango en Guadalajara

El creador de los tragos del Limantour escribe para nosotros sobre su viaje.

El mixólogo de la Licorería Limantour*, nos cuenta en esta crónica –en exclusiva para Chilango.com– sobre su visita a la capital tapatía. Viajó a Guadalajara para hablar allá ante 22 líderes de opinión de lo que él sabe hacer mejor.

Fue muy agradable. La escena coctelera de Guadalajara aún no es tan grande como la de la Ciudad de Mexico, y llegar allá supuso un reto similar al que tuvimos cuando inauguramos Limantour, tanto en la Roma como en Polanco.

Por el tipo de gente, el reto tenía más aroma a Polanco que a Roma, pero el sentir era similar. Originalmente, tenía previstas 3 clínicas para diferentes grupos.

El mayor desafío de las 3 presentaciones, fue la primera noche. Se trataba de estar frente a un grupo de hombres, de edad considerablemente mayor al promedio de la gente que estoy acostumbrado a ver en la Roma, y eso me exigió un trato especial. Para empezar, el tema era “How to be a gentleman in a bar”, y buscaba dialogar algunas de las reglas no escritas que existen (sobre todo las referentes al sexo masculino, cuyos integrantes –no nos hagamos– a menudo pierden el estilo y a caballerosidad ya sea con unas copas o con unos cócteles).

Y si bien este choro era sólo un aperitivo, el plato fuerte consistía en una clínica-taller de cómo preparar 4 cócteles para ellos, mismos que eran simples, rápidos y con carácter; solamente tragos clásicos: Old Fashioned, Negroni, Dry Martini y, para finalizar, un delicioso Whisky Sour. El escenario no podría ser mejor; la barra del Westin Guadalajara me pareció simplemente hermosa.

60878José Luis León es experto en cocteles clásicos.
José Luis León es experto en cocteles clásicos. (Foto: Cortesía)

Desde el inicio quedé sorprendido, ya que con el primer coctel empezaron los comentarios de todos los invitados acerca de si era el de tal o cual serie, o que si lo habían probado en tal o cual viaje, o que si era mejor con este u otro producto.

Eso me hizo suponer –y más tarde confirmar– que la gente sí conoce de cócteles, sí ha probado cócteles y que sin lugar a duda LE GUSTAN los cócteles. Imagino nuevamente que el mayor contacto de estas personas con la coctelería ha sido en el extranjero. No sólo porque los asistente lo mencionaban, sino porque en una aventura previa en Guadalajara noté la carencia de conocimiento que existe sobre los cocteles clásicos.

Y es que, de cierto modo, podría entender a un comensal que llega a un lugar a pedir un Negroni, y en cambio recibe un trago aguado y de mal sabor; sin duda no volvería a pedir uno. Sin embargo, este tipo de actividades ayuda a devolver la confianza al cliente, su fe en la coctelería y lo pone en una posición de ventaja en situaciones como una cita o un cierre de negocios (y digo en ventaja por que lo que les dimos en el taller, fue la información puntual sobre el coctel, quién lo inventó, en qué año, y algún dato curioso que sin duda recordarán). Esto no los hará bartenders ni mixológos, pero les dará un par de herramientas para que, en su siguiente visita al Westin o cualquier otro bar, puedan pedir un buen coctel.

“Parte de mi filosofia de vida se basa en vivir cada momento como único, y ese momento lo fue: una locación bellísima, los tragos por supuesto buenísmos y la compañía inigualable” —José Luis León.

*José Luis León tiene más de ocho años de experiencia como mixólogo y actualmente es head bartender en Licorería Limantour. Entre sus logros destaca el primer lugar que consiguió en el Diageo World Class México 2010, lo que lo llevó a ser parte de la edición mundial celebrada en Atenas, Grecia.