Top 5: ¡tragos lechosos!

Tragos lechosos

VÍARuy Feben
Para el afterwork, bebidas de consistencia lechosa
Ya, en serio. Nada de agarrar el albur volador, no. Estos tragos tienen en común que todos tienen una base lechosita. Pues: que no son “aguados” sino “consistentes”. Pesaditos (muchos de ellos digestivos, pa’ que resbale), dulcecitos (como te gustan), los consigues hasta en barras o en cajones, y están bien buenos. Va pues nuestro top 4 de lechosos que, como bien hemos dicho (y como queda claro en este texto), no tienen la más mínima intención de gastarte… el albur.

 

1. Medias de seda. Sí: es como trago de tía quedada, pero igual, si lo preparas bien, te remitirás directo a 1978. Se mezclan 5 partes de tequila, por 6 de leche condensada (sí) y una de granadina, con hielos, en una licuadora. Cuando termines lo cuelas, lo sirves en un vaso jaibolero y listo: un hechizo para conquistar sexys mujeres con experiencia. La medis de seda son ideales para tomarse en un bar con luz tenue, jazzecito… el New Orleans de Av. Revolución, es un gran lugar para hacerlo.

2. Car bomb shot. Whisky y crema irlandesa en un caballito: como si un irlandés te golpeara directo en la cabezota. Se bebe de golpe: un dulce trancazo. Uno de éstos, y tu noche se convertirá en un auténtico Bloom’s Day personal. Cuesta $40 en el St. Patrick’s Pub. 

3. Beso oaxaqueño. Mezcla de crema de mezcal con 5 frutas rojas: cereza, fresa, frambuesa, zarzamora y uva, en copa coctelera con hielito frapé. Para quienes empiezan en esto del mezcal es ideal (o para quienes quieren algo ligerito antes de brincar a los mineros y papalotes). Cuesta $45 en Novo’s. 

4. Ruso negro. No es el primo güero del charro. Es vodka, en dos partes, licor de café, en una, y hielo. Se mezcla y tienes una bomba de alcohol, eslava y de color chistoso, toda para ti. Acá la onda es tomarlo un poco como si fuera un café, en una terracilla… ¿qué tal en la terracilla del Condesa DF?

5. Mint Bailey’s Chocolate Martini. Increíble. Vodka, Bailey’s de menta, licor de chocolate, jarabe de chocolate y una hoja de menta. Mezcla todos los ingredientes, menos la hoja de menta, en un mixer con hielo frapé. Sirve en copa martinera congelada y adorna con la hoja. Tómate uno en el Blackout