Dulces

Antojitos post-fiesteros de tradición

lovejanine (flickr)

Cereal con leche en vaso-  Dicen que tomar leche después de la
borrachera y antes de dormir, minimiza la cruda pero al siguiente día puede provocar agruras de miedo. PD: Tiene que ser en un vaso grandote. 

Dedo en la nutella- Por ahí de los
noventas se lanzó este chocolate untable que terminó por seducir a todo niño,
adolescente y adulto. Es ese chocolatito que sabe igual al relleno de los
Ferrero Roché y que a la primera probada te convierte en un adicto. Y es que no
hay cosa mas placentera que meter el dedo en el recipiente de nutella y comer
el chocolate suciamente. Si te preocupas por el cutis, olvída éste monchis,
chocolate en exceso=barros.

Cajeta con galletas María- Estos son
de los antojitos que al comerte uno, no puedes parar. Hay tres opciones. 1.
Entrarle a las cucharadas soperas de cajeta. 2. Atascarte de marías hasta que
te de indigestión o la más recomendable 3. Hacerte sandwichitos de galletas
maría con cajeta. Sin duda es un snack muy fino.

Plátano con mermelada- Para los
amargos que les urge un shot zucaroso, este snack es empalagoso, pero rico y
fácil. Eso sí, un postro poco glamoroso, pues la onda es introducir el plátano
al frasco de mermelada.