Se despiden de ‘Méxic Oz’… por el momento

La banda española hechizó el Cuervo

Javier Rincón

El Salón José Cuervo se convirtió en la sede de una auténtica “Fiesta Pagana”, los fieles fans de Mago de Oz se dieron cita en este local para celebrar 25 años de carrera de un grupo que encontró su segunda casa en México.

Sin embargo, los seguidores del grupo español tendrán que esperar dos años antes de volver a ver al grupo comandado por Txus, ya que la agrupación anunció que éste sería el último concierto en nuestras tierras hasta 2016.

Pese a este anuncio, el local no presentó el lleno absoluto que se esperaba para el concierto denominado “Gracias Mexic Oz”, aunque los fans hicieron una buena entrada no desbordaron el lugar (Mago de Oz consiguió llenar el Palacio de los Deportes, la Plaza de Toros México y el Auditorio Nacional en otras ocasiones). Pero esto no fue impedimento para que vivieran una fiesta desde horas antes de iniciar el concierto.

Antes del ingreso, decenas de jóvenes ataviados con playeras de la agrupación, sombreros de bruja, atuendos “darks”, violines y flautas entonaron varias de las canciones que han hecho famosos a los españoles, una vez adentro del recinto los cánticos continuaron hasta que apareció Txus con su agrupación “Burdel King”.

El baterista del Mago cantó durante cerca de 40 minutos con su segundo proyecto, haciendo vibrar a los fieles asistentes, incluyendo a los que no conocían las melodías de esta agrupación. Posteriormente, el grupo mexicano “Dulce Demente” fue el encargado de ser la antesala al momento cumbre de la noche, aunque no fue bien recibido por los fans.

En cuanto Mago apareció en el escenario tocando “El Libro de las Sombras”, el recinto estalló con las estrofas de esta canción, posteriormente sonó El Líder y la siguió la polémica rola “H2Oz” (la cual se considera una indirecta a el ex vocalista José Andrea). Un momento espectacular tuvo lugar cuando “Molinos de Viento” fue interpretada, la cual hizo saltar a todos los asistentes, la fiesta continuó con “Danza del Fuego” y “Hasta que el Cuerpo Aguante”.

Los músicos y fanáticos tuvieron un respiro con el solo del flautista JoseMa quien tocó diferentes instrumentos de aire, además del de Fernando, bajista de la banda que se ganó a los aficionados al tocar algunos acordes del Jarabe Tapatío y el Himno Nacional Mexicano. 

De canciones de desamor ardido como “Hasta que tu Muerte nos Separe”, el Mago se trasladó a la tristeza de “Adiós Dulcinea”. Posteriormente la encargada de los coros, Patricia Tapia interpretó “Brujas”, seguida de “Hechizos Pócimas y Brujería” y “Zeta” concluyó con la canción más larga del repertorio de la banda española, La “Cantata del Diablo” (que dura un poco más de 21 minutos).

El grupo cerró su presentación con la “Costa del Silencio”, la infaltable “Ahora Voy a Salir-Ranxeira” (canción creada en honor a México), el tema favorito del nuevo vocalista Zeta, “Xanandra” y para concluir, “Fiesta Pagana”.