La Tokyo Ska Paradise Orchestra en México

La música no tiene idioma

Foto: TSPO

La música no conoce fronteras ni idiomas y eso quedó demostrado el domingo cuando la Tokyo Ska Paradise Orchestra visitó por segunda ocasión tierras mexicanas. 

El Salón José Cuervo recibió a una de las mejores bandas de Ska en el mundo, la cual curiosamente está lejos de Jamaica, país donde nació este peculiar ritmo. Directamente de Japón, la también llamada Skapara se presentó ante cerca de 3 mil 500 fanáticos que no pararon de cantar y brincar.

La barrera del idioma no fue impedimento para que los músicos y el público pudieran crear un lazo impresionante, ya que los cánticos ovacionando a la banda del Sol Naciente no pararon durante toda la velada, además que con el poco español que conseguían pronunciar los músicos agradecieron una y otra vez a los asistentes las muestras de cariño. 

De su largo repertorio de 17 discos, la banda sacó cerca de 20 temas de los cuales sobresalió la interpretación de “Lupin III”, “Skaravan”, “Pride of Lions”, “Down Beat Stomp”, “Silent by Your Side” y varios más. Por supuesto, no podía faltar “Five  Days of Tequila”, aprovechando la visita a México, además sorprendieron con el clásico “One Step Beyond” de la banda inglesa de ska Madnnes.

El punto clave de la noche fue cuando los japoneses entonaron “Cielito Lindo”, haciendo que “los primos” (como los músicos llaman a la fanaticada mexicana) estallaran en júbilo, la TSPO se ganó a los mexicanos.

Los más puritanos se impresionaron (o asustaron) cuando en más de una canción se armó el slam (ese intenso baile donde unos chocan contra otros) en una zona de la pista, pero eso no dejó que ellos mismos disfrutarán de la velada.

Los puntos malos de la noche pese a la gran fiesta, fue que la banda estuvo menos de dos horas sobre el escenario, tiempo muy similar al del telonero Cultura Profética (quienes también se llevaron una gran ovación), así como un par de incidentes de personas que arrojaron un par de objetos al trompetista Nargo y al tecladista Yuichi Oki.