La propuesta femenina en el #CC14

Una buena y necesaria dosis de estrógenos...

Getty Images

Muchas veces nos olvidamos de que, en realidad, la oferta masculina en la música se pela mucho más que la femenina. No me quiero meter en rollos de machismo o feminismo, pero es cierto que la mayoría de los headliners en los principales festivales, se podrían hacer una vasectomía y no una histerectomía.

Como prueba, podemos ver los principales carteles de los festivales más hypeados alrededor del mundo.

En el 2014, Bonaroo puso como headliners a: Elton John (no, no cuenta como mujer), Kanye West, Jack White, Lionel Richie y Vampire Weekend.

Coachella: Outkast, Muse, Arcade Fire, Beck y Queens of the Stone Age

Glastonbury (que hay que decir que tiene muchos, muchos escenarios) puso como los más relevantes a: Arcade Fire, Elbow, Metallica, Jack White y Kasabian.

El único que incluye en sus primeros cuatro a una mujer es Sasquatch! de Seattle que ordena así: Outkast, The National, Queens of the Stone Age, M.I.A y Foster the People.

¿Acaso no hay una agrupación o solista femenina además de M.I.A que pueda encabezar un cartel?

Yo creo que sí, pero en fin, con lo que tenemos en el Corona Capital, armaremos una selección de las mejores rolas y el por qué está bien chido darles una oportunidad en ese esperado fin de semana.

tUnE-yArDs

Merrill Garbus nació en Nueva Inglaterra, pero creció en Nueva York. Empapada por el ambiente artístico de la ciudad, Garbus decidió crear un alter-ego para hacer rolas al que denominó tUnE-yArDs. Como una especie de one-woman-band, Garbus loopea secuencias de percusiones para complementarlos con ukelele y voz, mientras Nate Brenner toca el bajo. Es un collage sónico de tintes alegres y extraños y con el que los saltos no pararán.

Desde las nórdicas tierras de Dinamarca, llega una muchachita que se hace llamar MØ. Si son fans de la electrónica y, particularmente de AVICII, seguramente han escuchado su voz en “Dear Boy”. A partir de ahí, MØ gana notoriedad en la escena electrónica alternativa. Dice que desde que escuchó a las Spice Girls, quiso hacer música, y entre sus influencias cita a los Yeah Yeah Yeahs, a Sonic Youth y a los Smashing Pumpkins, así que tiene una aproximación sumamente pop, con algo de lo más refinado del rock estadounidense. La combinación es fresca y súper recomendable para el Corona Capital.

The Julie Ruin

Porque las mujeres también saben ser crudas… y que lo digan, pregúnteles a varios descorazonados deambulando por las cantinas del DF. En fin, The Julie Ruin es una banda que recupera las raíces del punk rock para gritar y distorsionar sus cuerdas hasta sonar como si quisieran gritarle de groserías a sus padres. El berrinche más chido viene con la música. Feminismo como bandera y una guitarra como armamento, no se pide más. 

Sky Ferreira

Lo delicioso de un buen synth pop se ve potencializado cuando su intérprete causa fascinación y misterio. Sky Ferreira dice que en su infancia, el Rey del Pop fue su amigo. Nada mal. Además, comenzó en la música interpretando las canciones de Elton John en el piano. Su pequeña mente se fue forjando con lo más fino de lo mainstream hasta el día en que a ella le tocó hacer música. Ferreira recurre a los sintetizadores y beats electrónicos para ponerle su sensual voz a los soundtracks del verano. 

Lykke Li 

En suecia se hace un indie pop de lo más bonito. ABBA les dejó una herencia musical para la posteridad. Por ello, no es raro que una chamaca de aquellos lares tenga le sensibilidad musical para hacer trancazos de aires pop y banderas indie. “I Follow Rivers” es un rolón (algo pop siniestro) que muchos esperamos corear en el Corona Capital junto a Lykke Li. Los productores de sus primeros materiales fue Björn de Peter, Björn & John, artífices de un clásico moderno como “Young Folks”, así que ya se sabe qué esperar del trabajo de la muchacha. Una imperdible del festival.

St. Vincent

Annie Erin Clarke es una genio de nuestros días. Bajo el nombre de St. Vincent, alcanzó la fama con su segundo y aclamado álbum de 2009 titulado Actor. Ya después, posicionada como una de las mejores propuestas en cuando al indie rock, tendría la oportunidad incluso de trabajar con una leyenda como lo es David Byrne, ex-Talkinghead. Sus falsetes y la amalgamación que logra para hacer pop de lo más complejo, es un deleite que ninguno se debería perder en el Corona Capital. 

Jenny Lewis

Recuperando las raíces del folk, Jenny Lewis se dio a conocer principalmente por ser la vocalista de Rilo Kiley. Separados en 2011, Lewis decidió embarcarse en la aventura en solitario. Pero antes de ir solita, ya había tenido otras participación como con The Postal Service, Cursive, Elvis Costello y con su amigo Conor Oberst. Un show bonito del que se esperan texturas suaves y acogedoras por si el cansancio ya anda haciendo mella en el cuerpecito, o por si tan solo se quiere escuchar una bella voz y grandes canciones.

Haim

Probablemente las más esperadas. Las Haim llegaron en un momento justo para revivir una onda vintage/retro. Con influencias como The Fleetwood Mac y el R & B, Haim atiborró las listas de popularidad y bandas a seguir desde que salieron filmadas con filtros de cámaras viejitas y el aire californiano pululando por sus largas cabelleras. Habrá que ver de qué están hechas las muchachitas, pues en disco ya demostraron que tienen una calidad indiscutible.

¿Y ustedes, van a ver a alguna de las listadas? 

También checa:

– Curiosidades de los imperdibles del #CC14
– Razones para ir al #CC14
– #CC14 ¿Fiestar o escuchar?