Hot n’ cold – Katy Perry

Las han puesto hasta en la sopa...

VÍARuy Feben

Número de veces que la ponen en una noche (promedio): 6

Seguramente la has oído en…

Todos los antros a los que hayas ido en los últimos seis meses, incluidos los bares de playa

Y la odias porque…

Al principio no estaba mal, porque Katy Perry había confesado que le gustó besar a una chica. Pero ahora, francamente, el sonsonete simplón de esta rola nos tiene hasta los mengues. Repetitiva, fácil, cuadrada… y asquerosamente pegajosa. No te sientas mal si te sorprendes cantándola en el coche: a todos nos ha pasado. Es peor que la influenza.