Hardwell demostró por qué es el número 1

La crónica del primer día del Electric Zoo

VÍAOmar Luna
Foto: Electric Zoo

Con la energía desbordada y el sudor latente en cada uno de los asistentes a la Arena Ciudad de México, el Electric Zoo deleitó en su primer día en suelo azteca con el espectáculo del DJ #1 del mundo, el holandés Hardwell. 

Luego de las diversas dudas que trajo el evento con respecto a la elección de la sede en un recinto cerrado y un cambio abrupto de fecha, quedaron atrás todas las especulaciones y el show traído desde Nueva York sació los impulsos de miles de chilangos amantes de la música electrónica.

El banquete estuvo servido desde las 16:00 horas con tres escenarios y más de 25 DJ’s de calidad internacional. Desde primera hora, el Open Air Stage vibró con la presencia de The Chainsmokers, quienes desataron una tremenda polvadera al hacer bailar a sus fanáticos.  Los oriundos de La Gran Manzana, famosos mundialmente por su track ‘Selfie’, dominaron por completo el lugar donde amagó sutilmente la lluvia.

Ante máscaras de caballo, gorros de osos panda y alas de mariposas, el Main Stage se comenzó a colmar por oleadas de sedientas almas. Kill the noise realizó una composición precisa entre su característico dupstep y electro para enloquecer a los presentes reunidos en el Coloso de Azpapotzalco.

Dentro de los ‘invitados tácitos’ a la ‘pangea musical’ de la noche estuvieron Zedd, Calvin Harris y Showtek. Remixes como ‘Stay the night’, ‘Under control’ y ‘We like to party’ permearon más de un setlist en la velada para elevar frenéticamente las manos hacia el cielo.

Por su parte, Carnage hizo gala de su sangre latina y pidió a los concurrentes que “pusieran huevos”. ‘Pursuit of hapiness’ estremeció cada fibra de los ravers al percibirla desde las primeras notas y provocó los brincos frente a la pirámide prehispánica luminosa que representaba el marco principal.

La Arena ardió con la llegada DJ Chuckie y su electro house. El nacido en Surinam reventó las bocinas con reprises de ‘Play-Hard’ y ‘Sweet nothing’ para excitar las gargantas capitalinas.

Después el famoso dúo de Breda, Holanda, titulado W&W mantuvo la adrenalina a tope y dio un paseo a través de su trance music pero sin descuidar a los amantes del House Progesivo con temas como ‘This is what it feels like’.

No había cupo para una sola persona sobre la explanada cuando se presentó el holandés Martin Garrix frente a la tornamesa. El joven de 17 años aprisionó los oídos desde el comienzo con su exitoso track ‘Animals’; además de que ‘Project T’, ‘Just one last time’ y ‘Tremor’ enajenaron a la multitud.

También fue espectacular la presentación de otro neerlandés, pero éste con mucho más recorrido con los beats. Dash Berlin satisfizo a todos, desde los más jóvenes hasta sus seguidores más devotos, con armonías que navegaron por un remix de ‘Human’ de The Killers para llegar a ‘Till the sky falls down’.

Encima de su mesa de trabajo y presumiendo con orgullo una bufanda tricolor con la leyenda ‘México’, Dash Berlin generó un hervidero de sensaciones cuando se dispuso a tocar ‘Waiting’ ante el beneplácito del público que entonaba la melódica canción.

Finalmente Hardwell demostró el porqué es considerado el mejor DJ del orbe. ‘Summer’, ‘Reload’ y ‘Wasted’ escoltaron a Robbert van de Corput, quien portaba el número “1” en una playera verde del Tri.

Posterior a un “Te quiero mucho México”, Hardwell invitó a todos a cantar el hit que está detonando todos los antros en el mundo: ‘Dare you’. Tras una presentación sin igual y un “Viva México, cabrones”, el Electric Zoo finalizó su primera jornada con un saldo de miles de fanáticos extasiados.