Después de los desmanes, Bieber solo tomará clases para controlar su ira

Justin Bieber tuvo que declararse culpable de conducir irresponsablemente y resistirse al arresto en Miami, para librarse del cargo de manejar drogado y participar en carreras de auto.

También tendrá que donar 50 mil dólares a la caridad y deberá tomar clases para controlar su ira, como parte del acuerdo entre los fiscales y el cantante.

Bieber cayó en las manos de la justicia el 23 de enero mientras participaba en carreras ilegales de automóviles. La policía encontró en su orina, restos de marihuana y pastillas ansiolíticas para controlar la ansiedad.

Ahora tomará doce horas de clases de manejo de la ira en privado, para evitar crear “un espectáculo” y demostrar que se las toma “seriamente”, dijo su abogado.