Black Kids: Los eternos adolescentes

Merecen una oportunidad en el #CC14

Facebook Oficial Black Kids

Imaginen la mejor fiesta de sus vidas. Ésa en la que el alcohol hizo estragos casi al instante de su llegada. Donde sabían bailar cada canción que salía de las bocinas, donde todas las chamacas o chamacos caían a sus pies, o mejor dicho, a sus bocas desinhibidas y precoces. Ahí, las fotos, las sonrisas y los abrazos no pararon en toda la interminable y legendaria noche. Pero tan rápido como llegó, tan rápido se terminó. La diversión fue sólo de una noche. Al día siguiente vino la resaca, vinieron las lagunas mentales y el olvido de la más maravillosa de tus celebraciones.

Algo así pasó con los Black Kids. En 2008 eran la onda. Jóvenes de Florida que hacían un electropop con toques funkies y ritmos peligrosamente pegajosos. Eran el alma de toda fiesta, en aquellos tiempos en donde, apenas, entrarle al lado no tan pop de la música se estaba convirtiendo en cool. Fue el verano de los sintetizadores, en donde MGMT venía al Motorokr Fest ‘08 y ponía a bailar a los adolescentes con las tonaditas que hasta hoy seguimos recordando. El año en que The Teenagers, los franceses que también parecía que llegaban para quedarse, se presentaban en un MX Beat y tenían trancazos como “Starlett Johansson” o la increíble “Homecoming”.  Los chicos cool tenían el mejor soundtrack de sus vidas.

En el 2009, con algunos meses para haber digerido tremendo trabajo como el Partie Traumatic —álbum debut y hasta el momento único LP de los Black Kids—, la banda sensación llegaba al mismo escenario en el que habían estado los Teenagers: el MX Beat. No teníamos un Corona Capital aún, y el Vive Latino aún no diversificaba su propuesta internacional, por lo que significaba una ocasión imperdible para ver el panorama anglosajón. En el cartel se leían nombres como Cat Power, Mystery Jets, Vampire Weekend, Simian Mobile Disco, Calvin Harris DJ Set, N*E*R*D, Cut Copy o Sebastian Tellier, presentándose algunos en Guadalajara, algunos en Puebla y otros en Toluca. Qué fineza de cartel. Lástima que yo, por aquellos tiempos, era un imberbe pelmazo de 17 años, sin los tamaños suficientes para aventurarse a ver si, con alguna ayuda divina, lograba entrar.

Los recuerdos de los asistentes que han llegado hasta mis oídos son una mezcla de intoxicación, pérdida de memoria y ovaciones para los Black Kids. Con nostalgia en la voz me dicen que cumplieron con un gran show. Y cómo no, con tremendo discazo con temas como “Hurricane Jane”, “I’m Not Gonna Teach Your Boyfriend How to Dance With You” o “Listen to Your Body Tonight” no había manera alguna que decepcionaran. Muchos vaticinaron un futuro brillante, otros decían que era una banda entretenida, pero nada más. Casi ninguno creyó que sería lo único que escucharíamos de ellos en 6 años.

¿Qué pasó? Las teorías abundan. Algunos dicen que nunca maquilaron el perfecto sucesor del Partie Traumatic. Quizá tengan razón. Para superar un disco así, está difícil, pero siquiera lo hubieran intentado. 6 años son una distancia considerable, sobre todo cuando se tiene en cuenta el espíritu adolescente de su debut. La fiesta traumática se había prolongado demasiado. Sin embargo, muchos nunca perdieron la esperanza, ¿era posible un regreso?

En 2013 los Black Kids regresaron a los escenarios. Como si tan sólo se hubieran apartado unos meses, su único LP tenía la fuerza suficiente para seguir convocando gente que quería bailar y escuchar en vivo las canciones que tocaban todos los fines de semana en sus fiestas caseras. Es hasta agosto del 2014 que algo nuevo salió. “Origami” es el título del retorno de los chicos. Siguen con el mismo sonido que, aunque parece medio anticuado, podría seguir funcionando como un detonante de lo que, al parecer, es su único objetivo: fiestear.

Como uno de los últimos anunciados del Corona Capital, algunos tan sólo esperamos que los Black Kids funcionen como musicalizadores de la mejor fiesta de nuestras vidas, la que dejamos atrás hace 6 años y que, al menos por unos pocos minutos, tendremos la oportunidad de revivir.

Y ustedes, ¿los van a ver en el Corona?

Tal vez te interese:

-#CC14: ¿Fiestear o escuchar?

-Kings of Leon: El ascenso, la caída y el posible regreso

-Beck: Un perdedor que conquistó al mundo

-Curiosidades de los imperdibles del #CC14