Atoms for Peace vs Spotify

Nigel Godrich y Yorke hacen protesta

Getty Images

Thom Yorke y Nigel Godrich decidieron retirar de Spotify Amok, el disco de Atoms for Peace y The Eraser, en protesta contra las políticas de Spotify. Godrich declaró desde su cuenta de twitter: “Los artistas nuevos reciben una mierda con este modelo. Es una ecuación que simplemente no funciona.

Por supuesto, un representante de Spotify respondió a la acusación y declaró lo siguiente:

“La meta principal de Spotify es ofrecer un servicio que la gente ame, y que finalmente quieran pagar, lo que proporcionará el apoyo financiero necesario para que la industria de la música invierta en música talentosa…Queremos ayudar a los artistas a concectar con sus fans, encuentren nuevas audiencias, crezcan su base de fans y puedan vivir de la música que todos amamos. 

En este momento seguimos en las primeras etapas de un proyecto a largo plazo que ha crecido positivamente afectando tanto artistas como a la nueva música. A la fecha hemos pagado US$500M a los titulares de los derechos y para el final de este año este número crecerá hasta los US$1bn. Mucho de este dinero está siendo invertido en la crianza de nuevo talento y la producción de nueva música.

Estamos 100% comprometidos en hacer que Spotify sea la plataforma más amigable con los artistas  y constantemente estamos hablando con los músicos y sus managers acerca de cómo Spotify puede ayudarles a construir sus carreras.”

Por supuesto, Godrich respondió declarando:

Así que Spotify dice que han generado 500 millones de dólares para los titulares de los derechos. La forma en que funciona Spotify funciona es que el dinero es dividido en porcentajes del total de streams. Los grandes sellos hacen catálogos masivos de discos de hace 40 años de algún artista muerto y ese artista genera lo mismo que un track nuevo de un nuevo artista. Los grandes sellos hicieron tratos secretos con Spotify y el favor de vuelta con favorables regalías. La cantidad masiva del catálogo transmitido garantiza que ellos obtengan una gran pieza del pastel y los pequeños productores y sellos reciban cualquier cosa por sus pocas transmisiones.

Esto es lo que está mal. Los catálogos y la nueva música no pueden agruparse juntos. El modelo favorece masivamente a las grandes compañías con grandes catálogos. Necesitan que los nuevos artistas estén dentro del sistema para garantizar que sigan generando dinero en el futuro. Pero el modelo paga una porquería a los nuevos artistas por ahora. Un factor inconveniente que continuará. Me siento responsable de hablar cuando observo algo que me parece injusto.”

Pueden leer todo lo declarado por Nigel dando clic aquí.