10 razones para amar a los Arctic Monkeys

Vamos calentando motores para el #CC13

El 2013 será, sin duda, uno de los momentos más importantes en la carrera de los Arctic Monkeys. Es el año que marca el regreso de los cuatro amigos de High Green, Sheffield, a la cima de la música. ‘AM’, su nuevo disco ha generado una expectativa impresionante y con cada adelanto que hemos podido escuchar, nuestra crítica apuntaba a la genialidad. Ahora que pudimos escucharlo en streaming, lo comprobamos.

Con tanto hype generado por su nuevo sonido, decidimos hacer una lista de 10 razones para amar a los Arctic Monkyes. Para muchos son la mejor banda de Inglaterra de los últimos años. Nosotros no podemos negarlo, ni afirmarlo. Eso les toca a ustedes. No estamos intentando convertirlos en fans de la banda, sino simplemente exponiendo razones por las que su música merece ser reconocida.

El factor Alex Turner

Alex Turner, a sus 27 años, encarna la imagen de rockstar. Es el líder, vocalista y letrista de los Arctic Monkeys y todo un ícono de la cultura pop. Tiene el don de componer música realmente bella. Su creatividad no se limita al trabajo de Arctic Monkyes-. En 2011 fue el encargado de componer toda la banda sonora de la cinta Submarine (una verdadera joya), ayudó a su mejor amigo Miles Kane a componer su disco debut y, junto con él, formó The Last Shadow Puppets, uno de los proyectos musicales más interesantes. 

Sabemos que la genialidad de los Arctic Monkeys no recae totalmente en sus hombros, sin embargo, es un pilar en la banda

62631Alex Turner
Alex Turner

La batería de Matt Helders

Definitivamente Helders es otro pilar de la banda. Las secuencias de ritmos que interpreta en cada canción de los Arctic Monkyes es impresionante. En vivo no existe margen de error. Es un baterista brillante en todos los sentidos. ¿No nos creen? Vean este video.

No le tienen miedo al cambio

Existen muchísimas bandas que después de varios discos se quedan atascados en su mismo sonido e imagen. No proponen nada nuevo. Y la fórmula se repite a infinito. Esto no es necesariamente algo negativo. Hay bandas a las que le funciona (Ac/Dc), sin embargo, cuando los músicos se atreven a experimentar su capacidad de composición y se aventuran a salir de sus zona de confort es admirable. Los AM lo hicieron. Desde el Humbug comenzaron a crear música distinta a sus inicios y el resultado es muy gratificante.

Nos devolvieron la esperanza

Años antes de que los Arctic Monkeys se hicieran populares, los medios americanos nos habían vendido la idea que ‘The Strokes salvarían el rock & roll’, sin embargo, la historia dio un giro impresionante y Casablancas y compañía no son lo que alguna vez pudieron ser. The Libertines eran nuestros favoritos, pero se separaron. Entonces, nos quedamos en el limbo. No había bandas que estuvieran dispuestas a seguir el camino trazado.

La mayoría de las nuevas propuestas giraban en torno a los sintetizadores y sonidos secuenciales que invitaban a bailar. Afortunadamente, en medio de todas esas notas, surgieron los Arctic Monkeys con un sonido claramente influenciado por The Jam y toda la actitud para ser grandes. Y lo lograron.

Son admirados por los grandes

Noel Gallagher ha declarado en varias ocasiones su admiración por AM. Morrissey opinó que la fama les llegó demasiado rápido. La crítica especializada los acogió entre sus brazos. Y su debut ha sido uno de los más impactantes de los últimos años. No cualquier banda logra eso.

Why’d You Only Call Me When You’re High 

No podemos argumentar este punto con palabras. Mejor escuchen la canción y la música hablará por sí sola. 

Sus letras

Alex Turner es un genio a la hora de escribir sus canciones. Lo mismo puede empezar con líneas simples que invitan al baile como: ‘Get on your dancing shoes’ o hacer refrencias a la obra de Shakespeare o John Cooper Clarke. Sus letras son tan buenas, que incluso algunos señalaban que se trataba de Jarvis Cocker, por supuesto no es así (Jarvis se escribe a parte). 

Turner puede escribir canciones con burlas, referentes a la decadencia inglesa, melodías para escuchar y rompernos el corazón o simplemente piezas que nos levantan el humor a cualquier hora del día y en cualquier situación. 

Tienen toda la actitud

Últimamente las bandas traen una actitud con la intención de caer bien a sus fans o a los medios. Sonríen a la menor provocación y hacen coros humanos. Los Arctic Monkeys son arrogantes. Salen al escenario a hacer lo que mejor saben hacer. Simple, directo. No necesitan adornos, ni animadores.

Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not

Tomando en cuenta que este disco fue lanzado cuando los integrantes de la banda tenían 19 años y considerando la popularidad que tomó, podemos afirmar que es uno de los debuts más impresionantes de los últimos 10 años.

Es popular porque es honesto. Habla de lo que hacemos a esa edad: alcohol, antros, cigarrillos, pero de una forma exquisita. Por supuesto, este disco fue el ganador del Mercury Prize. 

Sus lados B

En algunas ocasiones, estas piezas superan con creces los tracks contenidos en sus discos oficiales. Esto demuestra la creatividad musical de la banda. Escuchen este disco de lados b. 

http://www.youtube.com/watch?v=V7EyVVpdp5U

En @musicachilango les preguntamos, ¿Creen que los Arctic Monkeys son la mejor banda inglesa de los últimos 10 años? ¿Sí/no y por qué? y esto es lo que nos contestaron: