10 One hit wonders: de la fama al olvido

Éxitos que borraron a sus intérpretes

Getty Images

Tuvieron un hitazo. Luego de eso, el anonimato se los tragó. Y es que mantenerse vigente en la industria musical no es fácil.

Puede que seas como el burro que tocó la flauta y logres posicionar un éxito, pero después de eso se requiere de talento, constancia y carisma. Y no cualquiera.

Te dejamos una lista con esos one hit wonders que, a pesar de todo, nunca olvidaremos. ¡Ya llovió, hijos! 

Mambo number 5

Esta canción compuesta originalmente por el cubanísimo Pérez Prado allá por 1949, alcanzó el top de las listas internacionales gracias a Lou Bega. De madre italiana y de padre ugandés, Lou tenía cara de todo menos de alemán.

Era 1999 y el ‘Mambo number 5’ enloquecía las discotecas de todo el mundo. Lou intentó repetir el éxito de esta rola con ‘I got a girl’, su segundo sencillo. Era tan parecido al primero que no pegó y Bega se despidió de la fama mundial para nunca volver.

El gato volador

Antes de que el reguetón hiciera oficialmente su aparición en la escena musical, hubo muchas rolas de “pro-reguetón” que ya nos hacían bailar en las fiestas. Fue así como ‘Rica y apretadita’ de El General o ‘Papi Chulo’ de Lorna y La Factoría nos pusieron a mover el bote de tamales.

Fue El Chombo (también conocido como La Cripta) quien nos regaló esta verdadera joya auditiva: ‘El gato volador’. La letra no tiene desperdicio y menciona a Silvestre, Garfield, al Gato con Botas y muchos otros gatos famosos. Rolísima. ¿Se acuerdan?

Simarik

Era 1997 cuando Tarkan llegó a partirle el queso a todas las listas internacionales. Su canción ‘Simarik’, que mezclaba toda la fuerza del pop noventero con ritmos árabes, tenía ese toque exótico que le garantizaba ser un hitazo.

Aunque nadie sabía a ciencia cierta lo que decía la letra, todo el mundo la guashaguasheaba. Era conocida como “la canción del beso”, aunque en turco “Simarik” significa literalmente “consentida”.

Hay que aceptar que en sus tierras Tarkan seguía siendo medianamente conocido, pero en occidente no volvió a colocar otra rola. Les dejamos la versión en español de ‘La muchacha turca’, una verdadera joya de colección que no cualquiera conoce.

You get what you give

Esta rola de la banda New Radicals vio la luz en 1998. Esta bola de muchachitos imberbes decía traer una carga anarquista que intentó reflejar en el video de su one hit wonder.

¿Cómo no se iban a ver malotes estos morros, si su competencia musical eran Aqua y los Vengaboys? Gracias a la letra de ‘You get what you give’ se hicieron de enemigos poderosos en la industria musical: criticaban por igual a Beck, Courtney Love y Marilyn Manson, calificándolos de falsos.

Una gran ironía es que esta rola, que fue un intento de crítica al sistema, haya terminado siendo el tema de Movistar durante un tiempo. ¡Plop!

(10 covers que te harán reír y llorar, da clic aquí)

Aserejé

Pilar, Lola y Lucía Muñoz, conocidas como Las Ketchup, fueron las encargadas de ponerle voz (y coreografía) a este rolón. ¿Por qué se llamaban Las Ketchup? Porque su padre, el cantante de flamenco Juan Muñoz, era también conocido como “El Tomate”.

Fue en honor a su padre que nombraron a su primer disco Las hijas del Tomate. Aserejé se convirtió en una canción infaltable en las fiestas de todo el mundo. Tuvo su versión en inglés llamada ‘The Ketchup song’ y tres videos diferentes. Años después intentaron regresar con un segundo disco y una cuarta hermana Ketchup, pero fracasaron estrepitosamente y no volvieron a intentarlo.

¡MMMbop!

Más de uno sufrió una confusión por parte de estos morros. Y es que gracias a sus voces agudas y a sus cabelleras rubias, algunos llegaron a pensar que los hermanitos menores en realidad eran chavitas. Esta canción pegó con tal fuerza que estuvo nominada a dos Grammy y está en el número 20 del ranking de VH1 de “Las 100 canciones más grandiosas de los 90’s”.

Aunque tuvieron algunos sencillos más, ninguno les volvió a pegar tanto como su ‘MMMBop’.

¿Datos curiosos? Es la canción que el Dr. House tiene como ringtone en la quinta temporada de la serie. Podemos ver a los hermanos Hanson en el video ‘Last Friday Night’ de Katy Perry, amenizando la pura pinshi pari járcor.

Bailando

Paradisio fue una banda bien belga (de Bélgica, pues) que asaltó la década de los noventa con su ritmo eurodance pegajoso. La lideresa de este proyecto era la española María Isabel García, quien aprovechó la avidez de sabor latino que en aquellos tiempos estaba de moda.

‘Bailando’ fue un éxito mundial, colocándose en el primer lugar de los charts de países como Suecia, Noruega, Francia y Tailandia. Intentaron repetir el éxito con canciones como ‘Bandolero’ o ‘Vamos a la discoteca’, pero nunca lo lograron.

La Tacha

¿Quién no se aventó unos buenos bailes en las tardeadas de la secundaria con este rolón? Los responsables de este éxito inmortal se llamaban “Factor X” y si no era suficiente con sus letras que hacían una apología directa al consumo de drogas como el éxtasis, a veces salían vestidos con unos trajes victorianos que harían ruborizarse a los mismísimos Locomía.

Tuvieron un segundo sencillo que no pegó, llamado ‘La música sube’ y que sonaba casi igualito. ¿Alguien quiere tacha?

Macarena

Este hit del dueto español Los del Río tiene una historia peculiar: fue gracias a Paco Stanley (que Dios lo tenga en su Santa Gloria) que esta canción se hizo popular, pero en la versión del grupo Mestizo.

La canción tuvo tal éxito en México y EU que Los del Río reclamaron los derechos de su rola y le encargaron a Fangoria hacer un remix, pues la original era sólo una pieza de guitarras flamencas. Fue así como Alaska y Nacho Canut le dieron el toque discotequero a esta canción que en poco tiempo se volvió un éxito mundial.

Para desgracia de Fangoria, a ellos no les tocó prácticamente nada de este éxito, que sigue dando ganancias millonarias año con año por concepto de regalías. Toing.

Los Mosquitos

Una joya alburera de los 90. Aunque muchos se la atribuyen a The Sacados, el grupo que compuso esta rola se llamaba Zoo, que también hizo un cover de La Cabra, original de los Farm López.

La letra de ‘Pican, pican los mosquitos’ es legendaria y no podía faltar en las fiestas de la secundaria, donde la escuchábamos con cara de travesura porque estaba llena de “malas palabras” y alusiones sexuales. Los de Zoo no volvieron a tener otro éxito, pero ¿quién lo necesita cuando ya dejaron esto?

Ahora sí, llegó la hora de que nos presuman sus conocimientos musicales.

¿Qué otro one hit wonder creen que sea merecedor de entrar en esta lista? ¡Échenlo en los comentarios chilangos melómanos!