Slinky

No me acuerdo si le decíamos así en español, pero es el resortito que aventábamospor las escaleras. 

En 1942, el ingeniero naval Richard James estaba intentandodesarrollar un resorte que soportara y estabilizara equipo sensible en losbarcos cuando –de repente– uno de losresortes se le cayó y continuó cayendo por unas escaleras.  Tuvo su momento ¡Eureka! y su esposaBetty le puso el nombre Slinky. Cuando lo sacó a la venta en 1945, vendió 400 en 90 minutos y hoy se hanvendido más de 250 millones alrededor del mundo.

Esta maravillosa historia debe iracompañada de este maravilloso video:

829