25 respuestas prácticas a preguntas incómodas

¿No piensas casarte? ¿Para cuándo el primer hijo?

iStockAngry woman with smoke from her head

No hay persona que no las haya pronunciado. Son el orégano, el rábano y las tostadas de nuestros pozoles. Nos referimos a esas preguntas que tratan de sacarte toda la sopa para que, una vez que les hayas dicho todo, tengan a bien guardar la información en sus CPU’s internos y hacer un reguero de pólvora.

¿Por qué lo hacen? Por ociosos y por no tener nada más de qué hablar. ¿Molestan? A algunos sí, a otros les importa una pura y celestial fregada.

Pero si tú eres uno de los que siente que le hierve la sangre cada vez que te las lanzan, te pasamos al costo un pequeño manual para responder a esos seres inmundos:

-Y, ¿para cuándo el novio? 

Para cuando encuentre a alguien que me acepte como soy y no me haga preguntas incómodas… como tú.

-¿Cuándo se casan?

Cuando me patrocines la boda y vayas a mi casa a arreglar los líos entre mi marido y yo.

-¿Para cuándo el primer bebé? ¡Será tan lindo! No se tarden…

Fíjate que estamos practique y practique, pero nomás no se nos había ocurrido dejar de cuidarnos y tener un chamaco sin saber con qué dinero lo mantendríamos. 

-Bien, ¿no piensan tener otro? Juanito crecerá muy solo y malcriado.

Sí, en realidad queremos quedarnos miserables y darle una vida de perros a los dos, pues hemos invertido tan poco en el primero, que el segundo será pan comido.

-¿Por qué no dejas a tu pareja? No se ve que se lleven muy bien que digamos, ¿eh?

Búscame otro, pero parecido y lo dejo, ¿va?

-¿Por qué terminaste con tu pareja? ¡Se veían tan felices!

A pesar de que me gusta que me ignoren y tener pleitos todo el tiempo, llegué a una etapa de la vida en la que quiero un poco de paz.

-¿Cómo es que te quedaste sin trabajo?

Pregúntale a mi jefe. ¿Te paso su teléfono?

-¿No crees que te morirás de hambre si estudias eso?

No, no lo creo, por eso lo voy a estudiar. Tú tampoco vendes piñas, ¿eh?

-Ya llegó el momento de independizarte de tus papis, ¿no te parece?

No, ellos viven felices conmigo y yo, con ellos. Somos muéganos por convicción.

-Oye, ¿no estaría bueno que le bajaras a los tamales?

Págame un nutriólogo y un chef y seguro le bajo a lo que quieras.

-¿Por qué te vistes así?

Porque me gusta llamar la atención de gente como tú que pregunta por qué me visto así.

-¿Estás enojada?

No, nada más estoy furiosa, pero te quiero hacer sufrir un ratito por lo que me hiciste pasar.

-¿Has estado llorando?

No, en realidad me unté vaselina en los ojos y te vine a ver.

-¿Con cuántos te has acostado?

Creo que un pariente tuyo está incluido en la lista, ¿no te comentó?

-¿Cómo es que decidieron irse a vivir juntos? ¿No planean casarse?

Sí, mañana iremos al registro civil a casarnos y, de una vez, a sacar cita para divorciarnos.

-¿Por qué no crees en Dios?

Porque no creo en seres imaginarios.

-¿Por qué eres tan mocho y crees tanto en Dios?

Ah, caray, ¿pues quién crees que te creó? ¿a poco te creíste lo de la generación espontánea?

-¿Eres de derecha o de izquierda?

Depende de la sombra de la banqueta.

-¿Cuánto ganas?

Lo suficiente para comer y no tener que pedirte prestado.

-Ya, neta, ¿así te llamas o es tu apodo? (Y el sujeto en cuestión se llama Zeus, por ejemplo).

Mis papás se pusieron de jocosos y así me bautizaron.

-¿Te caíste?

No, quería cotorrear un rato con las hormigas.

-¿Dónde lo perdiste?

En un sitio que no les diré para mantenerlos ocupados y me ayuden a encontrarlo.

-¿En serio eres gay? ¿Nunca has estado con una mujer? ¿No te da miedo el Sida?

No, es broma, en realidad no soy gay. Todo lo concerniente a mi sexualidad es un asunto público y bromista y sólo esperaba tu opinión para saber qué hacer con ella.

-Oye, y ya de cuates, ¿no me puedes hacer una rebajita por tu chamba?

¡Claro! Vivo del mero aplauso.

-¿A poco eres mamá soltera? ¿Y el papá? ¿Dónde lo dejaste?

Pérame, lo traigo aquí guardado en mi bolso, ¿quieres que lo saque? Será una sorpresa para mi pequeñín. ¿Están todos listos?

¿Qué les parece? Los opinólogos abundan y no cesan de hacer preguntas incómodas. ¿Qué otras preguntas les han lanzado?

También checa:

Sí había carne de rata en hamburguesa de McDonalds de Tlalnepantla

Charlie Sheen revela que es portador de VIH

Las novias de Charlie Sheen

Relato de un integrante de Eagles of Death Metal tras atentado en sala de conciertos

– Las leyes más extrañas que regulan el sexo en el mundo
– Los errores de Javier Alarcón y su salida

Cosas en las que le atinó (y falló) ‘Volver al Futuro’

– Burger Boy: la extinción de los dinosaurios brontodobles

– #FrasesDespuésDelSexo

– Asalto con violencia en la colonia Morelos

– Balacera en Tacuba; la policía detiene a dos

– Rata se sube a robar a microbús en Martín Carrera y es capturado