Reseña: Dragon Age: Inquisition

Entre dragones te veas

No hay duda: Bioware son los maestros de los RPGs contemporáneos. Luego del ligero tropezón que tuvieron con Mass Effect 3, con Dragon Age: Inquisition se reivindicaron con creces, demostrando por qué son expertos en el género y dándonos uno de los mejores juegos del año.

DA:I es uno de los juegos más largos que he jugado, no sólo en tiempo sino también en escala. Al terminarlo, me quedé con la sensación de que aún había mucho por descubrir, por lo que regresé a darle más horas de mi vida. Y no me arrepiento.

Y es que los desarrolladores de este título lograron que cada acción que lleves a cabo, por pequeña o insignificante que parezca, tenga repercusión en este mundo separado por la guerra civil y los encontronazos políticos. Paso a paso me fui dando cuenta de que cada detalle tenía mucha tela de dónde cortar y ya dependía de mí el explorar más o dejarlo pasar. Pero rara vez algo no me importaba, por eso me tardé tanto en terminarlo. 

83180da1
da1

A veces no era necesario hacer alguna misión en específico o escuchar algún diálogo para enfrascarme durante horas simplemente recorriendo los amplios paisajes del juego y, aunque algunos eran más cerrados que otros, todos me llevaron a descubrir nuevos giros en la trama, tesoros, combates… Y nunca sentí que perdí mi tiempo, porque todo tenía su recompensa, aunque no fuera precisamente una nueva arma o dinero, sino un nuevo camino que me ahorraba tiempo o un nuevo amigo que me ayudaría en el momento que más lo necesitaría.

En cuanto al combate, se siente más refinado respecto a las entregas anteriores y la visión táctica (que regresa desde Dragon Age II) da pie a ricas y variadas estrategias que te harán ganar sin tener que mover un dedo, pero sí teniendo mucha planeación de por medio. No es exagerado decir que este aspecto es el más importante del juego, porque además de ser divertido, es satisfactorio.

Esto de la cámara táctica puede ser un problema menor a veces porque se puede llegar a atorar o colocarse en posiciones incómodas. Incluso puede que no la uses muy seguido, pero es una excelente adición que siempre te sacará de apuros.

Por otro lado, aunque la trama dejó mucho qué desear, es fascinante ver cómo Bioware logra que las mecánicas de juego y la historia estén tan compenetradas, por lo que cada cosa que haces realmente se siente que tendrá repercusiones en lo que te rodea. Así mismo, los personajes actúan muy bien y las voces están bien colocadas, pero este nivel de calidad provoca que te quedes con la sensación de que no se están aprovechando tanto como deberían. 

83182da3
da3

En resumen: Dragon Age: Inquisition no es perfecto, pero se acerca mucho a ser el RPG definitivo. Si tienes mucho tiempo libre y quieres vivir una experiencia que va más allá de ser un simple videojuego, este título es para ti. Su trama principal, aunque floja, se puede complementar perfectamente con la que tú creas en tu mente. Tu propia historia.

CALIFICACIÓN: 4 de 5

&#43 Personajes interesantes
&#43 Entornos variados y hermosos
&#43 Tus decisiones afectan el mundo
&#43 Jamás dejarás de descubrir cosas
&#43 Contenido vasto que parece infinito
&#43 La trama y la exploración se sienten integrados

– La trama no está a la altura
– Bugs menores que son imposibles de ignorar

[Checa las reseñas de los mejores videojuegos del año aquí]

Dragon Age: Inquisition
Desarrolla: Bioware
Publica: EA
Consolas: PC, PS3, PS4, XO, 360
Clasificación: M para audiencias maduras
Salida: 18 de noviembre 2014