Que se sepa quién te gusta

Cosas que nos daban pena de niños.

flickr.com / onevoyage

Estas noticias eran capaces de llevar tu vida a Defcon1.  Causarte un ataque de nervios y llevarte a pedir que te cambiaran de escuela o te mandaran de intercambio a El Salvador.  En el momento que todos sabían que esa persona te gustaba, empezaban a burlarse y el "uuuuuuu le gusta" , te rayaban los cuadernos con su nombre y por el resto del año se referirían a esa persona como tu novi@. Y tú obviamente negabas todo. "No como creen, lo que pasa es que mi hermana es la misma talla que ella, por eso tengo sus calzones en la mochila"  o "No, él no me gusta, la razón por la que tengo mi cuarto tapizado con sus fotos es porque lo odio y le voy a hacer vudú".  Qué horror, nunca había contemplado esas consecuencias. 

¿Se dan cuenta que todo nuestro esfuerzo se iba en hacerle creer a todos que alguien NO nos gustaba?

¿Se dan cuenta que todo nuestro esfuerzo se iba en hacerle creer a todos que alguien NO nos gustaba?  ¿Qué acaso nunca pensamos en los sentimientos del otro? Asumo que ver como alguien que chance te gusta está peleando a capa y espada para que quede muy claro que tú no le gustas no está chido.  Pésimo.

Y ahora yo voy por la vida rezando y esperando que alguien me diga que le gusto a una mujer para que el trabajo a efectuar sea mucho más fácil y me sienta querido. Si hubiéramos sabido eso de niños las cosas serían muy distintas y todos apreciaríamos muchísimo el momento en el que le gustamos o se sabe que nos gusta alguien. Niños estúpidos.