Qué oso ser… gordito




Xiuh Tenorio lo logró. Primero, nos prohibieron fumar en
antros. Luego, beber después de las tres de la mañana. Ahora nos prohíben echar
el reglamentario taco post-peda. Resulta que acaban de aprobar la Ley
Antiobesidad. Y, bueno, oquei, exageramos con lo del taco: en realidad, esta
ley obliga a las escuelas a retirar comida chatarra de sus tienditas
(“cooperativas”, se les decía antes) y también a impartir clase de educación
física por lo menos media hora diaria a los chamacos. Si lo pensamos, no está
mal: después de todo, somos un país de gordos, así que bajarle el paso nos
caerá bien. Así que aunque la ley no te prohibirá echar el taco a las cuatro de
la mañana, es muy probable que poco a poco eso de estar “fuertecito” se vea
cada vez peor.