Que empiecen con: U, V, W

Para los retro ochenteros

U

“Un día sin auto”: por los preocupantes índices de contaminación que se registran, a mediados de los ochenta surgió esta iniciativa ciudadana en la cual te pegabas una estampita con un arcoiris diciendo así «yo no contamino en jueves» y era voluntario. Muy pocos se animaron. En 1989 las cosas se pusieron peor e inició la aplicación obligatoria del Programa Hoy No Circula, con carácter temporal para el periodo invernal. En 1990 se volvió permanente.

V

Valenzuela, Fernando: en 1981 este pitcher zurdo con una bola de tirabuzón que impedía a sus adversarios anotar entradas desencadenó la “Fernandomanía” en los Estados Unidos y en México. Su desempeño con los Dodger´s fue tal que se volvió primer jugador en ganar, en la misma temporada, el premio de Novato del Año por la Liga Nacional de Baisbol y el premio Cy Young al mejor lanzador profesional.

Vaselina: no Grease: Vaselina. En el teatro y con los timbirichos originales en los papeles protagónicos. Motivo extra para argumentar que los ochenta fueron una high school movie que duró diez años.

Velasco, Raúl: Dios absoluto del entretenimiento con inocente actitud de güero de rancho. Cual emperador, si hacía el dedo para arriba triunfabas; y si no, pos mejor te dedicabas a vender tamales. «Gracias a Raúl mucha gente surgió y gracias a Raúl mucha gente jamás nació» señala Víctor Gordoa ¿cómo es que toda la industria de la música llegó a depender de él?

Videos: “videorrolas” o “videoclips” o “música para tus ojos” No sabíamos cómo llamarles pero los veíamos obsesivamente en programas y canales con nombres como VM (Video Música), con M de Música, Video Rock o Flores de Asfalto. Al final se instaló “video” ¿cuál fue el que se produjo específicamente en México? “Chayanne es mi nombre”

Video-taquerías: emprendedora idea que en locales con nombres como “Videotaco” o “Studio Taco” decidió unir a los modestos tacos (principalmente de pastor) con pantallas donde los videos no coincidían con la música que se escuchaba en volúmenes que (años después) eran ensordecedores. El video bar, la otra variante, nomás no incluía trompo, barrillero ni cebollitas.

W

Wafles: 1) Algo que podías comer en el Helen’s y más aburridamente en el Sanborn’s. 2) Ondulación que te hacías friéndote el pelo con ayuda de una plancha eléctrica onduladota que daba el mismo efecto que si te acabaras de deshacer unas trensas.

Walkman: bendición de Sony y estereo de casete portátil. Con la ayuda de unos audífonos, que ya no eran tamaño Zabludovsky, te permitía una auténtica ubicuidad al dejar el cuerpo ahí, en la reunión familiar, mientras tu mente se largaba a otro lado. Además era un aliado en el acondicionamiento físico, pues pesaba más de un cuarto de kilo. Cambió para siempre nuestros hábitos musicales e inició una oleada de espontáneos cantantes desafinados que tenían la gran ventaja de no escucharse a sí mismos mientras todos los sufríamos.

WFM: en 1985 Miguel Alemán Magnani se puso a buscar un nuevo formato para la frecuencia de 96.9 FM. Cuenta Martín Hernández que el título de “Magia Digital” se le dio por ser la primera estación casi toda la música en discos compactos. La calidad del sonido y la manera en que se producían los programas y promocionales, sentaron un estándar que sería copiado por otras estaciones. Algunos de los nombres que hicieron que esa radio sonara distinta y fuera de las más influyentes fueron Alejandro González Iñárritu, Charo Fernández, Martín Hernández, Martín Delgado, Arturo López Gavito. Joaquín Díaz y un pavo asesino.

Windy’s: zapatos calados hechos de plástico. Había de colores pasteles, con taconcito, pero los más padres eran los transparentes. Los podías lucir en los días de lluvia, llevártelos a la playa o usarlos con unos calcetines de colores y ponértelos para salir. El problema era cuando te los quitabas: el fatal binomio plástico-calor podía hacer que algunas panteras rugieran.