¿Por qué Battlefield 1 es serio candidato a juego del año?

Le da otro sentido a la guerra

La idea de retomar un conflicto armado tan grande como la Primera Guerra Mundial me pareció un poco temeraria, sobre todo porque se ha tocado mucho antes en otros productos durante toda la historia del entretenimiento. Sin embargo, EA y DICE vieron una oportunidad de oro, debido a que es precisamente porque parece “cliché” que hace mucho tiempo no salía ningún producto derivado de ella, pero sobre todo porque estamos en un momento en la historia del desarrollo tecnológico en el que se pueden aplicar herramientas asombrosas, como el motor Frostbite, para revisitar esta trascendental época en la historia de la humanidad como nunca se había hecho: cada rincón, cada herida, cada arma, cada gota de sangre derramada.

Y es precisamente eso lo que harás al estar jugando Battlefield 1,un título plagado de detalles que trascienden la pantalla para invadirte de sentimientos: desde el asombro hasta la compasión, y si eres sensible, hasta la vergüenza.

Basta el inicio de la campaña para que te des cuenta de que todo lo que digo es verdad: EA no se anda con timidez y desde el capítulo introductorio te muestra un panorama completo de lo que vas a experimentar: serás diferentes soldados pero no sólo serán carne de cañón, como en otros productos suelen serlo, sino que se te contará su historia y las relaciones que tienen con otros personajes. Todos estos elementos te sensibilizarán ante la muerte, aunque sí hubo algunos que sobrevivieron. De la mano de estos personajes recorrerás diferentes episodios clave de La Gran Guerra y viajarás por buena parte del mundo. 

106299

La campaña está dividida en pequeños episodios que puedes jugar en el orden que quieras porque no están conectados, sino que cada uno es autoconclusivo. Historias de pasión y heroísmo se mezclan con relatos de nacionalismo, crueldad y traición en medio de un conflicto que dejó más de 10 millones de soldados muertos. 

La narrativa en cada uno de los episodios es la ideal porque se siente contenida pero jamás aburrida. Los guionistas te darán los elementos justos (ni más ni menos) para que conozcas a los personajes, pero también su contexto. Todas las campañas tienen un inicio, un clímax y un final. Así es como deberían escribirse muchos videojuegos que se empeñan en hacernos amar a un personaje unidimensional y alargan la trama banalmente para que juegues más.

106300

Esta campaña fragmentada también sirve a la perfección para mostrarnos los diferentes modos de juego, los vehículos, las armas, las tácticas, la diversidad de los escenarios, por lo que nunca te aburrirás. En un momento estarás surcando los cielos derribando aviones enemigos, y en otro te subirás a un tanque de última tecnología (de ése entonces) o recorrerás sigilosamente campos plagados de soldados intentando que no te escuchen mientras cargas a un compañero malherido (por cierto, lo único que no me gustó de la campaña es que las misiones de sigilo son algo banales, porque puedes engañar al juego e irte por la orilla del campo para jamás toparte con ningún soldado de la parte central y entonces llegar al objetivo fácilmente). 

Todo lo anterior está aderezado con gráficos impresionantes, un soundtrack memorable (incluso me quedé escuchándolo en la pantalla de inicio sin presionar ningún botón y lo amé) y un diseño sonoro que te helará la piel cada que escuches caer los casquillos, los motores de los aviones rompiendo el silencio del cielo o los gritos desesperados de los heridos.

106302

Mención especial para el estupendo doblaje al español latino que EA hizo para este juego. Lo notarás en la campaña.

Es tan genial la campaña que me hizo olvidar por un momento el multiplayer, pero también me eché varias horas en él y éstas son mis impresiones:

– Los mapas tienen una variedad muy equilibrada entre zonas limitadas pero laberínticas y zonas más amplias para practicar tus dotes de francotirador o persecutor.

– Los modos no inventan el hilo negro pero no se necesita. La acción es tan ágil que cualquiera te divertirá por igual.

– Me gustó mucho cómo los modos están integrados al contexto de la época. Por ejemplo, el modo de “captura la bandera” aquí es en realidad “ve tras la paloma” (sí, como la canción), pero no basta con capturarla sino que debes retenerla y ¡luego soltarla! para mandar un mensaje a tu base. El nivel de tensión es alto en medio de todos esos procesos.

Operations es una joya porque saltarás de escenario en escenario en el mismo juego. Si buscas la definición de “entretenido” y “desafiante” en el diccionario, te va a salir Operations. Te vas a hacer adicto ¡y además aprenderás de historia! Incluso puedes cambiar todo si haces que ganen los que en realidad fueron los perdedores.

106303bf15
bf15

– Salvo el típico modo de ‘matar a lo que se mueva’, todos los modos fomentan muy bien el trabajo en equipo.

La progresión es orgánica (incluso las acciones sencillas te permiten avanzar), por lo que hasta los más novatos sentirán que avanzan.

– El respawn es prácticamente automático, por lo que la acción nunca se detiene.

Battlefield 1 es un juego redondo que tiene muchos elementos que lo han hecho, por lo menos para mí, un serio candidato a juego del año. Es una experiencia que debes vivir.

Battlefield 1
Desarrolla: DICE
Publica: EA
Clasificación: M sólo para mayores de 18 años
Consolas: PC. PS4, XO
Salida: 21 de octubre 2016

También lee:

Empleado de taquería golpea a clienta

Merkins: Las pelucas del cine (que no se usan en la cabeza)

Setlist de bandas darks que se pasaron de macabras