Plaga rastrera

La fauna nociva en la ciudad crece que da miedo. Ya no son millones de ratas y cucharachas las que se están adaptando, se hacen más resistentes y se reproducen y sino que, de pronto, en la última década, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales detectó a 180 mil millones de cucarachas y 45 mil millones de ratas que viven en el DF.  

¿Cómo es que alguna institución puede hacer un censo cucarachil?

Acá nos preguntamos cómo es que alguna institución puede hacer un censo cucarachil o algo similar, pero, bueno, ese no es el punto…  El verdadero problema es que la población de estos repugnantes animales va para arriba, y las autoridades de salud no hacen nada para detenerlos.  

Pero el DF no sólo sufre con las ratas de cuatro patas, las de dos también nos están invadiendo. Porque ahora resulta que esta plaga tiene niveles y clasificación VIP. Seguramente muchos se han dado cuenta de que estos exlusivos rateros se visten muy bien y recorren las colonias más exclusivas de esta ciudad a bordo de vehículos de lujo, en busca de residencias para robar.  

Y es que estos tipitos siguieron la recomendación de que hagas lo que hagas siempre debes ser el mejor. Su título es el de robacasas VIP y este es su modus operandi: “Tocan el timbre, tocan varias veces el timbre, lo que se conoce como chicharreros, y una vez que se cercioran que no hay nadie hacen un movimiento para forzar la puerta. Es un grupo de personas que están asaltando a casas de alto nivel”, explicó el procurador capitalino, Miguel Ángel Mancera.    

Por cierto, señor procurador, explíquenos algo, por favor: ¿por qué si conocen el nombre de las calles y colonias en las que operan, los horarios y hasta la manera en que abren las casas no manda a sus polis para capturarlos?