Pandrosos y galanazos

Bolsitas para la baba

He aquí a 10 de los hombres más sensuales. ¿Su secreto? Su look desalineado.

Johny Depp

¿Por qué nos gusta su facha?

Es nuestro mugroso por excelencia, Jonhy a quien lo hemos seguido desde Jump Street y desde entonces nos enamoramos de él. Su apariencia refleja su espíritu, rebelde, diferente a los demás y libre.

Además de ser guapo como pocos y con una poderosa personalidad que nos encanta ver desenfadado y con barbita a medio crecer.

¿Cuándo lo vimos pandroso?

Desde que empezó a salir con Wynona Rider, se lo veía con el cabello crecidito y cigarro en mano. Pero el favorito de Tim Burton tomó añitos (que le vinieron muy bien) y fortaleció su look pandroso y seductor.

Mugrosómetro:

Hippie Chic, definitivamente paso de cien por ciento pandroso a tener un look refinado aunque con su estilo mugrosón.

Orlando Bloom

3780Bolsitas para la baba
Bolsitas para la baba

¿Por qué nos gusta su facha?

Porque cada cambio de look le sienta bien (del talentoso elfo Legolas a la belleza épico-heróica-traicionera con el personaje París de la película Troya).  Aunque aquí vamos a decir que  nos inclinamos más por su look de chico malo, con cabello despeinado, quemadito con el sol y, para cerecita del pastel, con piochita.

¿Cuándo lo vimos pandroso?

Mientras se preparaba para encarnar a uno de los personajes de Piratas del Caribe al lado del famoso capitán Jack Sparrow. Lo vimos por los mares, con la camisa abieta, el cabello tostado por el sol y con eso ¡nos bastó!

Mugrosómetro:

Baño urgente. Después de una eternidad en altamar, conviviendo entre piratas y batallando contra sus enemigos, te aseguramos que le urge.

Colin Farrel

3781Bolsitas para la baba
Bolsitas para la baba

¿Por qué nos gusta su facha?

Porque le da toda la pinta de “desquiciado”, en el mejor sentido del término (si es que tal cosa, existe). El punto es que a Farrel le hemos visto jugar al villano, al chico tatuado de sangre fría, al policía corrupto, al policía honesto y esa barba (y ojos medio desorbitados) le dan un toque de locura que a las chicas vuelve locas.

¿Cuándo lo vimos pandroso?

En su vida cotidiana, fuera de sus personajes, Farrel es del tipo de hombres que gusta del vestir relajado y cómodo. Punto y a parte de que él y su barba son inseparables.

Mugrosómetro:

Sudadito. La verdad es que nada más porque está tatuado y tiene siempre cara de malo.

Gerard Butler

3782Bolsitas para la baba
Bolsitas para la baba

¿Por qué nos gusta su facha?

Porque es el galan que has visto últimamente en todos los espectaculares por el estreno de La cruda verdad (y porque su personaje es completamente desenfadado y deshinibido). A parte, lo recordamos como héroe espartano en la película 300, dónde le vimos con esos músculos defender a su patria.

¿Cuándo lo vimos pandroso?

Aunque también ha posado de traje, Butler es el típico chico barbón que  no se despega de su chamarra de cuero. Además, nada más pandro que un soldado (de los latos mandos, por supuesto) en plena batalla, cubierto de sangre y toda la cosa.

Mugrosómetro:

Varia, en su papel de espartano definitvamente requiere “baño urgente”, pero sit e lo topas por ahí cualquier día de la semana seguro que lo reconoces como “hippie chic”.

Gael García

3783Bolsitas para la baba
Bolsitas para la baba

¿Por qué nos gusta su facha?

Porque Gael García posee el tipo de guapura que, para bien o para mal, se ha hecho íconica del hombre sexy-pandro-intelectual-no me importa. Gaëlle García tiene la facilidad de parecer una persona “báñese y vístase”, sin mirarse al espejo y aunque haga lo posible por verse mal, el dresgraciado se sigue viendo bien.

¿Cuándo lo vimos pandroso?

La pregunta es ¿y cuándo no? probablemente en la entrega de los Óscares, cuando uso smoking (aunque creemos que, si por él fuera, se hubiera ido de jeans). En general, la cámara siempre lo capta en una actitud desenfadada.

Mugrosómetro:

Cien por ciento Pandroso (con aires de ambientalista). Sin duda le gusta ahorrar el agua.

Heath Ledger

3784Bolsitas para la baba
Bolsitas para la baba

¿Por qué nos gusta su facha?

La verdad sea dicha, porque a las mujeres les gustan los desquiciados y verlo interpretando al Guasón fue la punta de lanza que hacía falta para que flechara nuestros corazones. A eso, hay que sumarle uno que otro papel en comedias románticas en las que aparecía medio desaseado (Corazón de caballero) o como chico problemático (10 cosas que odio de ti) pero bien intencionado.

¿Cuándo lo vimos pandroso?

La película en la que más pandro fue, es probablemente la que se ubica “en la Edad Media” (y esoq ue se tomaron toooodas las licencias del mundo en la película), como un chico que se cuela a las justas haciéndose pasar por caballero. Ahí, con camisola de manta y estilo de vida rupestre le alforó el look pandro irresistible.

Mugrosómetro:

Sudadito, en la vida real era un galanazo.

Robert Pattison

3785Bolsitas para la baba
Bolsitas para la baba

¿Por qué nos gusta su facha?

Sus pelos enmarañados son el delirio de chicas alrededor del mundo. Caro que esa maraña está acompañada de alucinantes ojos azules y una boquita de quiero beso (nosotras se los damos, faltaba más). Galán de moda con todas las de la ley.

¿Cuándo lo vimos pandroso?

Después de grabar Crepúsculo, pues antes la referencia era la del chico Hofflepuff, en la cuarta entrega de Harry Potter, donde lucía siempre como recién bañado. Corte a mirada vampírica, pelos alocados, barba crecida que si bien parecen de pose, se la aceptamos con gusto porque le va muy bien.

Mugrosómetro:

Baño urgente, aunque el look le va muy bien, a veces se le pasa la mano y de verdad parece tieso de mugroso, así que querido Robert, nos ofrecemos a tallar tu espalda.

Eddie Vedder

3786Bolsitas para la baba
Bolsitas para la baba

¿Por qué nos gusta su facha?

Por que revela una actitud ante la vida que tiene congruencia con su quehacer musical y que para acabarla de amolar le queda divinamente bien. Eddie nos enamoró primero  con su voz y sus canciones. Pero su plus son unos bellos ojos verdes que nos hacen babear.

¿Cuándo lo vimos pandroso?

En los noventa como vocalista de Perl Jam: moda grunge con jeans, botas de minero/converse, camisas a cuadros eran la onda con la que Eddie nos enamoró, y desde luego, con su voz y canciones también.

Mugrosómetro:

Uno más al Baño Urgente, sí mi querido Eddie, te hace falta uno, pero te decimos en secreto que tu look descuidado nos hace pensar en que ojalá y se vaya el agua para que te quedes murosote, que así nos gustas.

Ethan Hawke

3787Bolsitas para la baba
Bolsitas para la baba

¿Por qué nos gusta su facha?

Porque hace contraste con su cara de niño bien, nariz respingadita y rostro afilado (él también podría ser un vampirito) que nos sorprende que en lugar de verlo vestidito decentemente haya elegido el reino de la pandrosidad. Excelente decisión.

¿Cuándo lo vimos pandroso?

En aumento cuando se separó de su ex Uma Thurman, no sabemos su look desalineado se deba a su proceso post divorcio, pero honestamente a veces se le pasa la mano, como sea se ve sumamente sexy.

Mugrosómetro:

Baño Urgente, bueno, es que hay unos días que el pelo se le ve grasoso, creemos que a Ethan sí no le vendría mal una cita con el shampoo.

Josh Halloway

3788Bolsitas para la baba
Bolsitas para la baba

¿Por qué nos gusta su facha?

Dios mío, qué hombre tan sensual, lo conocimos como Sawyer o James Ford en Lost y por obvias razones su look de náufrago no pasó desapercibido con todo y que la serie nos mantenía al filo del sillón. Barba a medio crecer, sudor, sangre, arena y pelo sucio, nos hacían pensar que con un compañero de ese tipo, sí nos gustaría estrellarnos en un avión y quedarnos perdidas con él en una isla desierta. De por vida.

¿Cuándo lo vimos pandroso?

En toda la serie que se convirtió un orgasmo visual gracias a él. Su look acompañaba una actitud, era el “chico malo” del grupo que a todos fastidiaba poniéndoles un apodo, si yo lo tuviera enfrente mi apodo para él sería el de “Dios Crusoe”

Mugrosómetro:

Sudadito, ahhhh el brillo en su piel es algo que nos cortaba la respiración, sus apariciones saliendo del furioso mar nos hacía pensar que era una aparición divina. Te queremos Josh, Sawyer, James o como quiera que te llames.