Madonna y sus picotes

 

 

 

Presunto criminal:

Madonna, la reina del pop que ahora es fan de la Cábala, sigue una rigurosa dieta macrobiótica y practica tantos pilates que ya es puro tendón y casi nada de carnita.

 

Lugar de los hechos:

En su gira “Blond Ambition World Tour” de 1990, cuando la signora Madonna aún estaba enamoradísima de Sean Penn (quien se dice la maltrataba y le hacía pedacitos sus vestidos y le escupía y le decía “eres una rubia tonta, Madonna”)

 

En qué consistió el crimen:

Clásico de los noventa. Madonna, con un look muy Barbarelloso, quiso soprender a sus fans con el mítico “cone bra”. A nadie le excitó, pues de hecho hacía suponer un doloroso piquete si uno osara acercársele para un besito.

 

Nuestro consejo de expertos:

¡Las figuras afiladas no son amistosas con la anatomía femenina! Opta mejor por redondeces que sugieran otra clase de redondeces.