Lucha Villa, Resulta

No rompas más mi pobre corazón

 

La única canción de este top con la que no pienso meterme, ni criticar, ni nada. Al contrario, me quito el sombrero ante una mujer tan grade en voz y personalidad como fue esta señora. Y este fue uno de sus grandes logros. Esto si es depresión con estilo, yo pondría después una de Toms Waits, pero, seguramente ustedes no lo conocen a este maestro, nada que ver con Miguel Bosé y esas cosas…

 

 

Columnas anteriores:
Las coreografías gays
Polaroids del orgullo gay

Marcha gay: los básicos
Me enamoré de ti en un chat
Un puñal en serio

Los discos indispensables del clóset

Por una Cuba libre… de prejuicio
Los discos que los gays nunca tendrán

Notas relacionadas:
¿Papás gays?
Asesino a domicilio