Los típicos propósitos del Año Nuevo 2011

Fractal.com
Si cumpliéramos todos nuestros propósitos de Año Nuevo, llegaríamos al año siguiente como unos verdaderos súper hombres. No tendríamos nada más qué pedir, seríamos perfectos a nuestros ojos y tendríamos que inventarnos nuevos vicios para superar.
Pero ahí está la hermosura del asunto: cada doce meses nos encontramos con los retos más insuperables de nuestra existencia, paredes imposibles de escalar que cobran sentido y se cumplen por pocos días a principios del año.
Sin embargo, no todas son malas noticias. No nos vamos a volcar a la cursilería, pero acá van doce historias verídicas, doce, de personajes que en un año sí lograron sus cometidos y merecen el reconocimiento público. En una de esas, hasta nos inspiran y nos hacen un poquito mejores. Ojalá.
Mantendremos el anonimato de estas personas, por respeto y privacidad. Esperemos disfruten sus historias.