Lo Malo: Todo Quema

Lo bueno y lo malo de esta temperatura

flickr.com / Caro's Lines


No puedes hacer nada al aire libre sin quemarte.  No estoy hablando de agarrar un bronceado
terrible sino de realmente quemarte con cosas que no tendrían porqué
hacerlo.  Por ejemplo:  el coche.  Si su coche es negro como el mío sabrán que todo anda mal en
esta época.  Abres la puerta y es
el equivalente a ser una pizza entrando al horno. Uf se me antojó mal la
pizza, pero fría.
Una vez adentro abres todas
las ventanas y empiezas a intentar manejar.  Digo intentar porque el volante está a tal temperatura que
es físicamente imposible agarrarlo sin guantes de bombero.

Digo intentar porque el volante está a tal temperatura que es físicamente imposible agarrarlo sin guantes de bombero.

Yo que uso lentes en cuanto me los
pongo me queman la nariz y es un calor que tarda muuuucho en desaparecer. 

Las sillas también lo hacen, las cosas metálicas, la semana
pasada un amigo se incineró la panza con la hebilla de su cinturón y otro se
tatemó la muñeca con su reloj de metal que ya estaba listo para empezar a
marcar vacas
.  Todo quema, el
plástico, el metal, el agua helada, los piercings, las miradas de la gente,
etc.  Hay veces que creo que hasta
mi bigote anda en llamas.  Así que
tengan cuidado con dónde ponen partes de su cuerpo que no tienen ropa, aléjense
del metal (no de la música, de ésa jamás) y siempre toquen su celular antes de
contestarlo.