Lo bueno: Tenemos excusas

flickr.com / paperfacets

¿Llegaste tarde a tu trabajo/boda/bautizo/obra de
teatro/presentación/baby shower?
No hay bronca, en estos tiempos puedes usar el siguiente argumento: "Perdón, es que con la lluvia ya saben cómo se pone y había muchísimo
tráfico y cerraron las calles y se deslavó el cerro y…, bla, bla, bla".

Aunque en esta ciudad, echarle la culpa al tráfico por nuestra tardanza cada día funciona menos; cuando añadimos la lluvia a la ecuación, sí que nos
salvamos.

Cuando añadimos la lluvia a la ecuación, sí que nos
salvamos.

Aplica para cuando vas tarde rumbo a tu trabajo y empieza el chubasco. También para cuando no quieres
ir a algún lugar, pasar por alguien o ir al gimnasio,
aunque esté dentro de tu edificio