Lo bueno: El baño es mejor

flickr.com / bayat

Siempre es relindo bañarse, exceptuando aquellas mañanas
heladas sin agua caliente

Fuera de eso, cuando vuelves de hacer ejercicio, antes de dormir, por
la mañana para despertarte o cuando quieres quitarte el olor de alguien no deseado, etc., darse una ducha resulta muy agradable. Incluso me atrevo a
decir que cuando más disfruto un baño es después de llegar ensopado a mi casa tras un remojón lluvioso o después de haberme subido al Splash en Six Flags.

Ccuando más disfruto un baño es después de llegar ensopado a mi casa tras
un remojón lluvioso o después de haberme subido al Splash en Six Flags.

Básicamente me meto con todo y ropa y
me encuero adentro;
salgo ya seco, me voy directo a la cama a ver un poco de porno y luego ¡a dormir! Bueno, eso hago yo; a ustedes creo que sólo les gusta más
bañarse después de la empapada.
Lo
que hagan ya secos no me importa.