Joyería y libros.

El terror de las damas (y de algunos caballeros).

Las damas de la redacción se quejaron amargamente de este roperazo, y también algunos caballeros, ¿eh?

No falta la típica tía o “amiga entrañable” que aplica la de “ay, es que los vi en el tianguis y dije ‘éstos aretitos de fantasía se te verían taaaan bien’”. Aquí entran toda la bisutería, cadenitas, aretitos, prendedores de ‘ñora, collares, anillitos y perlitas que muy pocas veces serán auténticos.

Tampoco falta el kit de maquillaje de mercado o Avón y los perfumes de imitación, de esos que venden afuera del metro. Y puede que la loción sea de buena marca, pero si a ti no te gusta, ¡pues ni a fuerza te la vas a poner! Directo al ropero.

APLÍCALO PARA:

Verte bien elegante, porque una joya o un perfume siempre será el detalle de distinción, como los calcetines Donelli. 

5641-http://www.youtube.com/watch?v=nrU3czBBy98

LIBROS

Deja tú los de autosuperación o “tips” de los próximos premios Nobel Jordi Rosado, Paulo Coelho o Gaby Vargas.

Los peores son aquellos que te aplican porque saben que eres “súper léido y escríbido” (nótese el uso de las tildes) y entonces te regalan el “Sepan cuántos…” de Porrúa, de esos que se robaron (o nunca regresaron) de estantes de su biblioteca de la secundaria. La Ilíada, La Odisea y El Quijote no pueden faltar.

Y ni mencionemos al que te regala un libro de Carlos Trejo y te lo justifica diciéndote “es de que yo sé que a ti te gusta todo lo misterioso y los thrillers y esas cosas oscurotas”.

APLÍCALO PARA:

El típico poser que sabes que por más que lo haya leído ya 50 veces, apreciará tener un libro más en su “gran” biblioteca (para hacer builto nada más).