James Dean

Hombres no payasos

ellas tambi?n pierden el estilo

Bienvenida al salón de la fama de los “hombres y no payasos”. Todos, galanes de antaño que seguramente le sacaron suspiros a tu mamá y canas verdes a tu papá. Figuras masculinas que, francamente, no tienen comparación (no sólo por su físico sino por todos los logros en sus respectivas carreras) o algo que pedirle a cualquier Brad Pitt de nuestros tiempos. Aquí los homenajeamos y chuleamos como se lo merecen.

¿Cuándo fue su momento de oro?
Sin duda cuando filmó Rebelde sin causa, con su papel de Jim Stark levantó los suspiros de todas las féminas de la época, su actitud desenfadada, acompañada de unos hermosos ojos verdes, siguen desquiciando a mujeres alrededor del mundo.

Le gustaba a tu mamá por:
Pues a quién no le iba a gustar esta percha de hombre, súper varonil, con unos labios muy sensuales y su cara constante de atormentado, nos daban ganas de volvernos rebeldotas como él o de protegerlo y llevarlo a nuestros brazos.

¿Qué fue de él?
A James de gustaban los autos, por lo que cuando filmaba Giant se compró un Porsche Spyder 550, al que llamó “The little bastard” y el auto hizo honor a su nombre pues se estrelló contra otro coche que no pudo esquivar, ahí quedó esta leyenda del cine a la que extrañamos mucho que se nos fue antes de tiempo, tenía 24 años cuando murió en ese fatal accidente.