Inventando cosas sin querer

flickr.com / Rionda

Normalmente, los accidentes no traen cosasbuenas. Siempre tienen que ver conun choque, con algo que rompimos o dijimos.  Sin embargo, a lo largo de la historiaha habido varios que, lo crean o no, han tenido buenos resultados.

En teoría, cuando quieres inventar algo, lo piensas, planeasy ves cómo demonios hacerle para que ocurra. Jamás esperas que al equivocarte de ingrediente inventesotra cosa totalmente distinta que quedó mucho mejor que lo otro queplaneabas. 

Para todos los que piensan así, he aquí varios ejemplos de lo equivocados que están.

Cierren los ojos e intenten darle a siguiente, sin querer.