5 reglas para tomar pulque como un experto

Detente caminante, date un pulque y adelante...

Cuartoscuro.

Aquí somos fans del pulque y ya hemos hablado mucho al respecto: te contamos sobre un festival dónde puedes ir a probarlo, la historia de una de las pulquerías más viejas de la ciudad y hasta lugares en los que venden sabores exóticos.

Para que te lances a disfrutar todas estas opciones cómo se debe, por acá te dejamos algunos consejos que nos dio Arturo Garrido, dueño de “Las Duelistas”, para tomar pulque como un experto:

1. Si nunca lo has probado, éntrale con un “curadito”

El pulque natural tiene un sabor fuerte que puede no gustarte al principio, para que tu paladar se vaya acostumbrando lo mejor es probar algún curado frutal (te recomendamos algo fresco como uno de apio o piña).

2. Para identificar un buen pulque fíjate en su sabor

Esta bebida tiene un sabor fuerte y cierta viscosidad porque proviene del maguey. Ojo: esto no debe ser sinónimo de un mal sabor. Un buen pulque es agradable al paladar, el natural tiende a ser amargo pero no debe producirte náuseas apenas lo tomes.

3. Si tu pulque está caliente, ni te lo tomes

Esta regla tiene una explicación muy simple: el pulque siempre está en fermentación, cuando hay calor este proceso es más rápido y logra que la bebida se descomponga. La temperatura de tu bebida es un gran indicador para saber si estás consumiendo algo de buena o mala calidad. 

4. Acompáñalo con comida mexicana, en especial picosita

Para que disfrutes el pulque cómo se debe, tienes que sentarte y maridarlo con platillos típicos como: frijoles de la olla con epazote y salsa macha, chicharrón en salsa verde o barbacoa (le va perfecto porque utilizan las pencas del maguey para cocerlo).

5. No lo tomes después de las 9

De hecho las pulquerías no deberían abrir después de esa hora porque cuando consumes esta bebida, la misma sigue fermentándose en tu organismo. Por lo anterior, si tomas pulque en la noche y te vas a dormir te puede hacer mucho daño.

También lee:

Historia sabrosa: Las Duelistas