Fuera del clóset

Las noticias más ridículas de la semana

"Soy
gay. Esas son palabras que para mí han sido muy difíciles de decir
durante mucho tiempo"… declaración de ¿Ricky Martin? ¿Alejandro
Fernández? ¿Pablito Ruíz? Pues no, el senador republicano gabacho Roy
Ashburn, quien siempre ha estado en contra de los derechos de los
homosexuales.

 

 

Picarón

 

Así
pasa siempre, los más homofóbicos acaban saliendo del clóset de una u
otra manera. Lo malo para este vato fue que tuvo que escaparse de ahí
una semana después de que lo arrestaran por andar haciendo bullicio
cuando salía de un bar gay en Sacramento.

El
tipo, por supuesto, es divorciado y tiene cuatro hijos. La clásica
doble vida. Por la mañana votaba en contra de iniciativas como
establecer el 22 de mayo como el día de Harvey Milk -sí, el activista
de la película de Sean Penn- y por la noche besaba chicuelos.

"Siempre
pensé que podía separar mi vida personal de mi vida pública. Pero con
mis propias acciones he hecho que mi vida personal sea pública", dijo
después de que lo cacharan con las manos en la masa (…no, no esa). Ay,
estos políticos.