Francofobia

Ñaca, ñaca

¿Por qué nos da miedo?
Los franceses nos pueden dar miedo por una infinidad de razones.
Su acento, de entrada.
Su olor (dicen que no se bañan bien).
Sus boinas.
Pero sobre todo, porque sus mujeres son frías y calculadoras. ¿No vieron Blanco de Kieslowski? Malas mujeres, muy malas.

Sería peor si…
Hubieran ganado la batalla del 5 de mayo. ¿Se imaginan? No sólo tendríamos herencia española, sino también francesa en gran extento. No habría lugar para esconderse.

Para enfrentarla
Una buena dosis de música electrónica francesa, Daft Punk, Busy P, Justice a todo volumen, unas papas grandes a la francesa de McDonalds y una buena cosecha de los viñedos del Valle del Ródano quitan (sólo un poco) el miedo a estos sujetos.

(Broma, ¿eh?)