Explosiones volcánicas

No hagas erupción, Popo

Getty Images

El volcán Popocatépetl o Don Goyo (como algunos dicen que le dicen de cariño) ha mantenido en alerta a todo la zona del Valle de México. No se sabe si va a hacer erupción o no. Sin embargo, a la expectativa sí nos tiene. Y con los dedos cruzados para que se arrepienta y volvamos a estar tranquilos, también.

El estrés nos llevó a armar un recuento de algunos de los volcanes que hicieron erupción y provocaron desde la evacuación de pueblitos hasta cambios climáticos en todo el mundo.

Krakatoa

Aunque para muchas personas el nombre de esta isla parece sacado de la fantasía, la realidad es que Krakatoa de verdad existió y –literal– explotó a causa de un volcán. Ubicado en el sureste asiático, el 27 de agosto de 1883 el volcán voló en millones de pedazos, lo hizo con una fuerza de siete mil bombas atómicas, como las que se utilizaron en Hiroshima. Por si eso no fuera poca cosa, les diremos que se piensa que el ruido producido tras la explosión ha sido el de más alto volumen registrado en toda la historia del planeta Tierra.

Antes de quejarse por el ruido de la ciudad, piensen en Krakatoa.

Este video es de Anak Krakatau, que es algo así como el hijo de Krakatoa.

Tambora

Es conocido por ser el que primero de la época moderna con registros de efectos en el clima a nivel mundial. Para que se den una idea de esto, les diremos que después del 11 de abril de 1815 –fecha en que el Tambora hizo erupción– las bajas temperaturas provocaron que toda la cosecha de vino francés de ese año se perdiera. Además, en la India y China hubo epidemias de cólera y hambruna. Al año siguiente de esta explosión, se le conoció como el año sin verano.

Vueévanse a quejar de que el cielo está un poquito nublado por las cenizas de Don Goyo.

Paricutín

Una mañana despejada y clara, un campesino de nombre Dionisio Pulido sintió un temblor. En ese preciso momento observó cómo la tierra se abría y comenzaba a salir un vapor con un olor extraño. Sin saber que se trataba del nacimiento de un volcán, Dionisio corrió al pueblo a dar la noticia. Así es como se podría resumir la historia del Paricutín, un volcán que durante sus 10 años de actividad volcánica fue la fascinación mundial. Como todo volcán activo, en su interior éste tenia un flujo de lava que cubrió por completo el poblado de Paricutín. Del poblado vecino a éste, San Juan Viejo Parangaricutiro, lo único que quedó visible fue la iglesia conocida como Iglesia de San Juan Paricutín.

Monte Vesubio

Pompeya y Herculano son las ciudades italianas que quedaron enterradas por la lava y cenizas volcánicas del Vesubio. Ambas eran muy ricas (algo así como Polanco y la Anzures), el único problema era el enorme y peligroso volcán con el que diariamente convivían. Un triste 24 de agosto del año 79 (sí, 79) el Vesubio hizo explosión. De los habitantes que quedaron atrapados en sus casas, el único rastro que quedó fueron sus siluetas cubiertas de ceniza y lava. Anden, síganse quejando de las poquititas cenizas que exhala el Popo.

Kilauea

A pesar de estar catalogado como el volcán más activo del mundo, también es el volcán relativamente más seguro, tanto como puede ser un enorme y constante río de lava incandescente que podría fundir nuestra piel y huesitos en un instante. Y  aunque aparentemente la actividad volcánica del Kilauea es segura, eso no impidió que en la erupción de 1790 murieran alrededor de en 5 mil 405 personas.