Enfermera de Silent Hill

Especial
¿Qué necesitas?
Uniforme blanco de enfermera (si es un sólo vestido blanco y apretado, mejor)
Medias, zapatos y gorrito blancos.
Sangre artificial
Vaselina y vendas de yeso.
Agua tibia.
Secadora
Pintura roja, azul y café (o una mezcla hecha con café soluble, para la “mugre”).

¿Cómo lo hago?
Debes meter el vestido en una tina pintada con café soluble o té negro, para darle el tono sucio. Después debes dejarlo secar y pintarle sangre de forma que quede totalmente embarrado, todo un festín gore.
 
La máscara es tal vez la parte más difícil. Puedes pedirle ayuda a un amigo, que será tu modelo. Debes cortas las tiras de venda de yeso y meterlas en agua caliente. Luego, con la cara PERFECTAMENTE engrasada con vaselina, irás poniendo las tiras húmedas. Moldea siguiendo el patrón de las máscaras de las enfermeras, con pedazos horizontales que sobresalen. Seca con la secadora y retira con cuidado. Una vez seca, pinta con la mezcla de café y esparce sangre
aleatoriamente.
Puedes pintarte venas en los brazos y en las piernas. Recuerda que el look final
es muy sangriento y sucio. Y no te limites si eres hombre, a menos que te dé
mucha vergüencita disfrazarte de enfermera del mal.
¿Por qué es la onda?
Es uno de los “monstruos” más emblemáticos del videojuego-luego película Silent Hill. Si no tus amigos no te reconocen, no merecen ser tus amigos. Tan fácil como eso.