El mal de Montiel

Muerte súbita

 

 

La relación de Montiel y Maude pronto causó estragos. El gobernador se desconcentraba en las juntas y llegaba irritado. Sus allegados culpaban de ello a Maude.

 

Montiel solía cancelar actividades de su agenda entre viernes y lunes para viajar con su esposa. «Ese fue uno de los primeros síntomas del mal que le provocó Maude a Montiel», me cuenta -con la condición del anonimato- quien fuera un muy cercano colaborador del ex gobernador.

 

Los rumores sobre la relación de Maude con un “tenista” llegaron a la oficina de este funcionario, quien pidió a sus subordinados investigar. Trajeron novedades: Versini, efectivamente, se veía a escondidas con esa persona, un profesor del Club Toluca. El colaborador de Montiel, sin embargo, decidió guardar silencio.

 

«Yo no iba a decirle qué pasaba con Maude, ella ya ejercía un enorme poder sobre él -añade-. Nosotros sabíamos eso y otras cosas, pero no se le podía tocar el tema a Montiel.»

 

-¿Cómo se enteró del asesinato del instructor?

 

-Alguien de mi gente me lo dijo.

 

-¿Cree que el ex gobernador está involucrado?

 

-No. Para nada. No creo que Montiel lo ordenara.

 

-¿Nunca tocó el tema con el gobernador?

-Nunca.