El empresario de la década

And the Oscar goes to....

CARLOS SLIM HELÚ
¿Quién si no él?

Un botón de muestra: la campaña publicitaria Yoo de Cablevisión en contra de la “compañía telefónica”, podría parecer un ataque directo a Carlos Slim, dueño de Telmex. Nada de eso. Slim tiene, a través de su casa de bolsa Inbursa, un alto porcentaje de las acciones de la televisora de paga. No es posible ir en contra de quien en 2007 fue nombrado por la revista Fortune el hombre más rico del mundo, con 68 mil millones de dólares (hoy se calcula en sólo 35 mil mdd). Su poderío quedó demostrado en 2005, cuando su solo nombre convocó a todos los representantes del poder constituido en el país para que firmaran el Pacto de Chapultepec que pretendía delinear un proyecto de nación. También intervino el Centro Histórico de la capital a inicios de la década e inició su reactivación. Tanto poder acumulado no está a salvo de señalamientos en contra, ya que amasó su fortuna a costa de las desigualdades económicas de los mexicanos y la compra de la entonces paraestatal Teléfonos Mexicanos.