Edmundo Alves de Souza Neto

Futbolistas de tu lado en una pelea.

Flickr / Garrette

 

Edmundo

 

¿Dónde jugó?


Varios clubes de Brasil e Italia.

¿Por qué no quieren tener nada que ver con él?
¿No les suena el nombre verdad?  Se entiende, tomando en cuenta que pocas personas se referían a él por su nombre y más por su apodo:  El Animal. Creo que no es uno de esos apodos que se dan nada más. “Ay mira que bien imita la llamada en celo de un águila, digámosle Animal.”  Para obtenerlo tienes que haber hecho una de dos cosas:  1. Nacer con una deformidad que te haga igualito al muppet.  2. Haber lesionado fatalmente a una o varias personas sólo con tus garras, a mordidas o con tus pies.

Creo que sabemos que esta bestia hizo la segunda.  No sólo un gran jugador y presencia indiscutible en la cancha, si llegas a retarlo,  Animalito como me gusta decirle cuando estoy seguro que no me va a escuchar, sólo te ve y te muestra en sus ojos a esas tres personas que mató en Río en 1995 con el coche y cuyo juicio está pendiente.  Si eso no te asusta, tiene otros métodos.  Podrían pensar que Ramón Ramirez entraría automáticamente por matar gente con su camioneta, pero él no hace que me orine de sólo ver su foto.