Confesiones de un gasolinero

¿Lleno el tanque, joven?

El oficio de despachador de gasolinería no es fácil, es una de tantas actividades invisibles que mantienen marchando a la ciudad.

Hace unos días, por ejemplo, uno de estos trabajadores fue asesinado a sangre fría por parte de un asaltante en Tláhuac —ve aquí el video—.

Para saber más sobre este trabajo, platicamos con José N. —prefirió no darnos su nombre completo para contarnos la neta y no poner en riesgo su chamba—, de 45 años de edad. Esto fue lo que nos contó:

¿Cuánto tiempo tienes trabajando como despachador?
Llevo ya 13 años en esto, desde 2003. 

¿Cuáles son los requisitos que se piden para trabajar como despachador?
Nada más una carta de antecedentes no penales y un certificado de secundaria

¿Qué escolaridad escolaridad tienes?
Tengo una carrera técnica en mantenimiento de autotransporte y diesel.

¿Para ser despachador te dan alguna capacitación?
¿Capacitación? ¡No, hombre! Desde que entras nada más te dicen que con que sepas cobrar y usar la bomba ya la hiciste. Pero no te enseñan ni a revisar aditivos, llantas, nada. Todo lo tienes que aprender por tu cuenta.

Un oficio mal pagado

105886Trabajar de gorra
Trabajar de gorra

¿Cuánto gana un despachador?
Se supone que ganamos el salario mínimo, pero ¿te acuerdas que te dije que te quería contar algo? Pues desde enero del año pasado que aquí cambió la administración, vivimos de puras propinas, no nos han pagado. Y no nada más eso: diario tenemos que pagar un “derecho de piso”, pagamos 50 pesos diarios para que nos dejen trabajar. Además tienes que vender dos periféricos como mínimo y si no cumples con venderlos los tienes que pagar de tu bolsa y llevártelos a tu casa.

¿Qué son los periféricos?
Aceites o aditivos. Imagínate, cada uno está más o menos en 50 pesos y como ya te dije, si no los vendes te obligan a que te los lleves a tu casa. A veces nos los llevamos y allá los malbaratamos a la mitad. Mejor perder 25 pesos que 50.

¿De propinas cuánto sacas al día?
200 pesos al día más o menos. Pero ahí quítale lo que tenemos que pagar a la sucursal además de que todo lo que usamos para el trabajo sale de nuestra bolsa: uniformes, gorras, botas; hasta el jabón y el desengrasante que usamos para limpiar los vidrios. Hasta al señor que limpia los baños le tenemos que pagar nosotros. A veces terminamos ganando menos de 100 pesos por un turno de 7 horas o más, si trabajas en la noche.

De asaltos y otros riesgos

105887
(Pável M. Gaona)

¿Le han tocado asaltos?
Sí, ya van varios asaltos que nos tocan aquí. En esta colonia [la Doctores] estamos pegados a la Obrera y a la Buenos Aires. No nada más es la fama, sí es peligrosa. Pero lo peor no es eso: encima de que te roban y te golpean, aquí te obligan a pagar lo que los rateros se robaron.

Pero ¿no hay cámaras que los ayuden a deslindar responsabilidades?
Aquí las acaban de poner hace apenas cuatro meses, a ver si las cosas cambian con eso, pero la verdad lo dudo mucho.

Más allá de los asaltos, ¿te han tocado malos tratos o violencia por parte de los clientes?
Es el pan de cada día, no hay día que no nos toque gente estresada y prepotente. Las peleas son muy comunes, yo tengo más cicatrices y navajazos por parte de los clientes que por los asaltos.

¿Cuál es la razón por la que los usuarios llegan a este nivel de violencia?
Se quejan de que no les echamos lo que nos pidieron, que les estamos robando, cuando antes de empezar a despacharles siempre les enseñamos la bomba en ceros.

¿No hay máquinas alteradas que te den de menos?
Ah, claro que hay, pero al menos en CIMSA no. En otras cadenas como en Hidrosina y Corpogas sí alteran las bombas, nuestros mismos compañeros nos dicen. Por eso te recomiendo que no acudas a esas gasolineras.

¿Qué otros riesgos o desventajas tiene tu trabajo?
Pues además de que es muy mal pagado no hay prestaciones de ningún tipo, porque no nos ampara ningún sindicato. Si te enfermas y faltas te castigan con días de suspensión, tienes que traer receta pero ¿de dónde vamos a sacar para un doctor si vivimos al día? Y si nos quejamos nos corren y nos dan mil 500 pesos de liquidación y que te vaya bien. De las compañeras mujeres ya ni hablamos: a ellas los clientes o hasta los mismos gerentes las humillan o las acosan, por eso es que cada vez hay menos. Y bueno, hasta de cobranza nos agarran: nos mandan a repartir facturas en nuestras horas de trabajo y ese es tiempo que ya no chambeamos y no ganamos. Pero ya para qué le sigo, de todas maneras creo que yo ya mejor voy a buscar trabajo en otro lado, pero no he encontrado, está canijo y nada más por eso sigo aquí.

Son casi las 11 de la noche y don José nos indica que ya tiene que irse. Se despide con un apretón de manos y nos dice más con la mirada, que espera que esta entreviste ayude en algo a los trabajadores que como él viven en de uno de los oficios peor retribuidos en la ciudad.

También lee:

Dos animadores de Pixar hicieron este corto para adultos que te dejará helado

VIDEO: Corren por carriles centrales de Circuito con tal de que no los agarren

Escápate a Las Huertas, un balneario natural en Morelos