Compañeros de oficina que queremos evitar

7 de los que debes huir como de la peste

Getty Images

La oficina: ese lugar donde pasamos casi todo el día, es decir, donde dejamos los mejores años de nuestras vidas a cambio de un salario y nos topamos con todo tipo de gente, con la que tenemos que convivir, para bien y para mal.

Difícilmente podemos elegir a los compañeros de trabajo, aunque si tienes suerte, hasta con compadre, comadre, novio, novia o amante saldrás de la oficina. Pero si la vida no te quiere y los astros no están de tu parte, te toparás con personas como las siguientes, que harán el ambiente pesadísimo y la vida difícil a los demás en la chamba. 

1. El negativo

Este tipo de compañero es el que cuando le dices “buenos días” contesta con un: ¿qué tienen de buenos? Nada le parece, nada le acomoda y todo lo hace enfadado, de malas. Está peleado con la vida porque seguro lo ha tratado mal desde que nació. Obviamente, no tiene novio, novia, ni perro que le ladre. Y donde los demás ven blanco, él ve negro. Con él, cualquier ambiente de armonía se rompe y cuando toma vacaciones lo hace por todos. Es decir, todo es fiesta y felicidad cuando no está.

2. El chismoso

Lo que le entra por un oído, le sale por la boca. Conoce la vida de todos. No puede guardar ningún secreto y peor aún, inventa rumores, romances y conflictos donde no hay, pero siempre acaban perjudicando a los demás. Si quieres que algo lo sepan todos, cuéntaselo a él.

3. El barbero

A este personaje no le da pena nada. Ni irle a pagar la luz y el teléfono al jefe, como tampoco ofrecerse a ayudarle a pintar su casa. Siempre adula a la gente que está arriba de él en el organigrama, todo lo aplaude y utiliza frases para referirse a ellos como “sí, jefecito”, “sí, patrón”, etc.

4. El recomendado

De pronto llega a la oficina, acaba de salir de la Universidad y gana más que tú. Lo peor es que tú eres el encargado de enseñarle a trabajar, mientras él se la pasa subiendo las fotos de su fin de semana a Facebook. Pero no puedes decir nada porque es el hijo del hermano del presidente de la compañía o sobrino del secretario de la dependencia donde trabajas.

5. El sufro, sufro, sufro

Su vida es un drama que ni Silvia Pinal imaginó para “Mujer Casos de la Vida Real” o algún otro productor para “La Rosa de Guadalupe”. Siempre tiene problemas en sus relaciones sentimentales y lo expresa a los cuatro vientos. Busca siempre dar lástima y que tú seas quien le levantes el ánimo, sin darse cuenta que a todos tiene fastidiados con lo mismo. 

6. El mueble

Llega primero que todos y se va a su hora. Pero lo que a todos molesta es que NO hace nada. No trabaja, pero como es sindicalizado o tiene diez mil años en la empresa y cumple con estar en su lugar, nadie puede decirle nada. Está de adorno y cuando le pides que te ayude en algo, siempre inventa que está hasta el full de chamba, pero la realidad es que nunca hace nada, es un bonito mueble en la oficina.

7. El criticón

Habla mal de todos, incluso de sus amigos. Que si no saben vestirse, que si ya está muy gorda, que si ya se embarazó otra vez, que si ya tiene una nueva amante, que si está lleno de deudas aunque esté estrenando auto. En fin, para este personaje todos los demás siempre hacen algo mal o son inferiores a él. A todos los juzga por igual.

¿A qué otros personajes del trabajo preferirías evitar?