Carrera de caballos

Guía de juego

Jos? Luis Aranda

Usa tu cartera (es lo bueno de ser Godinez)

Si no eres un apostador profesional, las carreras serán una buena manera de comer, beber y pasarse una tarde relajada con los amigos. Tiene la ventaja de que para sentir adrenalina en todo el cuerpo lo único que necesitas hacer es sacar la billetera y ver el menú o el programa de carreras.

Reglas básicas

-Una vez iniciada la carrera se cierran las apuestas y se dejan de vender boletos en ventanilla.
-No hay problema si quieres llevar a tus hijos pequeños aunque para apostar deben ser mayores de 18 años y presentar credencial.  
-No se permite la entrada a los restaurantes en shorts o en camisetas sin mangas.

Tips de insider
-En cuanto llegues pide un programa de carreras y checa las estadísticas. Vendrán muchos tipos de carrera (de los caballos que nunca han ganado hasta los clásicos o stakes que son los de más alto nivel). Ve probando poco a poco, esto se aprende con tiempo.
-Se denomina “momio” al pago que obtendrás si ganas. Por ejemplo un momio de 3 a 1 quiere decir que por cada peso obtendrás 3 al ganar. Al principio, si estás familiarizado con las carreras, apuesta a un momio conservador, que no lleve tanto riesgo para que tengas tiempo de divertirte.
-Lleva en mente un tope de apuesta y sé realista, sólo apuesta lo que puedes perder, nunca lo que quieres ganar.
-Puedes separar de tu presupuesto las carreras de riesgo para que sólo destines una pequeña cantidad a ellas y lo demás lo uses para divertirte en muchas otras, que si bien pagarán menos que si ganaras las de riesgo, te permitirán seguir jugando.
-Si quieres ver las carreras sólo con tus amigos u organizar un evento de oficina, reserva la Suite Winner’s Circle, un salón exclusivo para 15 a 45 personas. También puedes reservar un box (platea) con un fin de semana de anticipación o en Ticketmaster. 

Peligrómetro 4 de 5
¿Te parece poco que tu quincena esté en juego? Para disminuir el peligro, lo mejor es sacar una cantidad prudente del cajero y dejar las tarjetas en tu casa.

Geekómetro 4 de 5
Nadie lo acepta, pero hay un tipo de geek que no usa lentes: es el apostador. Tiene sus propios códigos y toda una teoría detrás de por qué apuesta. Es una forma de ser geek mucho más cara y adrenalínica pero lo es.