Botella de mezcal

¡No por favor!

VÍALilán

¿P-p-pero por qué no?
Porque tu papá se va a poner una borrachera de aquellas (acuérdate: es mezcal) y se pondrá a hacer sus gracias. I.e: contar chistes malos, relatar anécdotas de cuando mojabas la cama, imitar a José José, dar su docta opinión sobre el declive del séptimo arte en los albores del siglo XXI…

¿Con qué lo sustituyo?
Una bonita botella de cognac. Saldrá tan cara que no querrá empinársela de una sentada y se controlará. No queremos malacopeo en pleno día del papá, no señor.

 ¿Y si de todos modos me animo?
Mejor llévalo a la Botica para echarse unos mezcales. Tienes de dónde escoger: el Minero, el Cuishi o el Serrano. Altérnalos con una cerveza y rodajas de naranja. No te gastas más de $200 y todos salen contentos.