#998 Salir de una fiesta con un antojo bárbaro de tacos… e ir por ellos.

Lo más chévere

 

 

Todos hemos ido a una fiesta o un concierto. En la madrugada, cuando ya más que beber o fiestear quieres comer algo rico y poco saludable, el 90% de las veces todos pensamos que unos ricos tacos son la poesía hecha comida. Y nunca jamás faltarán las taquerías que estén abiertas a un horario no tan familiar y que te sirvan unos riquísimos tacos, a veces con muchísima salsa para que se te baje lo borracho. Oye, ¡Dos pájaros de un tiro! Y mejor si eres conductor, para recuperar las fuerzas, porque eso de manejar en esta inconveniente no está chido.

 

¿Recomendaciones?

 

Una taquería de cajón es el borrego viudo, que su salsa es casi mágica y el lugar a las 3 de la madrugada parece como si fueran las 4 de la tarde, por lo que siempre está muy movido ahí. Igual y puedes comer en el estacionamiento o en tu mismo coche, por si te da flojera ir a buscar mesa. Otros tacos son El Califa de León, que te sorprenderá el precio por un taco de bistec… hasta que ves que literalmente es TODO UN BISTEC en una tortilla. Aquí te recominedo llevarte tu refresco, porque ahí sí no tienen perdón. A continuación otras taquerías (con sus respectivas direcciones), que te recibirán con un abrazo, el escote abierto y un plato lleno de chéveres TACOS.

 

Borrego Viudo

El Califa De León

Más Taquerias amigas

 

[Foto de aquí]