8. Peinado

¡No es tan difícil!

Especial

Bien, ya sólo falta un buen peinado para completar la primera etapa de transformación hipster.
El peinado del hipster es como la crema batida de tu frappuchino moka con leche light descremada venti del Starbucks: indispensable.
El peinado “recién salido de la cama”, ese que te hace lucir como si no te hubieras peinado a pesar de que pasaste más de cuarenta minutos acomodándote cada pelo, es el más socorrido.
Todo el pelo amontonado en la frente también es un estilo popular. La mitad rapada y la mitad larga también recibe puntos. En los hombres: bigote, barba y cabello largo.
Recuerda: los peinados estilizados, los tintes de fantasía muy dramáticos, las rastas y los alaciados/bases artificiales están totalmente fuera de la estética hipster.